Cuidado, las ratas viajan en flota

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge García Fontalvo

Jorge García Fontalvo

Columna: Opinión

e-mail: jgarciaf007@hotmail.com

El día viernes mientras me desplazaba a la ciudad de Barranquilla para atender asuntos de carácter personal, tuve la desventura de encontrarme en la buseta No. 702 de la línea La Costeña, con tres miserables ratas que secuestraron el vehículo por mas de 10 minutos y atracaron vulgarmente a los pasajeros que nos movilizábamos en el.

Lo curioso del caso amigos, es que dos de los delincuentes accedieron al vehículo en mención por la misma zona de embarque por la que normalmente suben los pasajeros en la terminal de transporte, y además, por el mismo portal en el que se encontraba un auxiliar de policía efectuando las requisas a los pasajeros.

El tercer delincuente se subió a la buseta en el paradero del barrio La Lucha, por tanto, es razonable suponer que este haya sido el responsable de ingresar las armas de fuego y las puñaletas con que intimidaron a los sorprendidos pasajeros y al conductor por mas de diez minutos, hasta abandonar el vehículo en un lugar ubicado a unos dos kilómetros del peaje Palermo (cerca a Barranquilla).

Esto es realmente un hecho vergonzoso para los organismos de seguridad que permanecen haciendo presencia en la vía, desde la salida de Santa Marta hasta el sitio la "Y" de Ciénaga, pues a pesar de ello, no dejan de suceder situaciones como estas.

Ahora me dirán las autoridades, pero el atraco sucedió en cercanías de la ciudad de Barranquilla, y yo respondo: ¿y si están haciendo presencia en las vías por qué razón no se efectúan las requisas respectivas que impidan que estos miserables delincuentes intimiden, humillen y maltraten a gente humilde que por razones diversas tiene que trasladarse a la capital del Atlántico a realizar diligencias? Recuerden, estamos muy cerca de iniciar la próxima temporada de vacaciones.

Me pregunto: ¿Será que los turistas procedentes de todos los rincones de Colombia tendrán que sufrir las mismas calamidades que han tenido que soportar los viajeros retenidos por las Farc en el Caquetá? No se, pero estamos en un punto sin retorno en el que la vulgaridad criminal hace de las suyas con el pueblo inocente, y el Estado inoperante y negligente se hace el de la vista gorda.

Basta con observar lo que se proyecta en los medios de comunicaciones, cuando la nobleza colombiana es extorsionada en un retén en el Caquetá y se brinda el mas grande despliegue periodístico, sin embargo, cosas como las que acabo de contar, suceden con la gente humilde y nadie se da por enterado. Que vaina, ni la misma empresa costeña denuncia estos hechos.

Me gustaría saber ¿Por qué no se denunciaron estos hechos? Supongo que se pretende callar todo porque la mencionada empresa desea tapar el hecho de que sus buses no cuentan con cámaras para identificar a los delincuentes que atentan contra los pasajeros, y porque además no tienen sistemas de posicionamiento satelitales que permitan la ubicación de los vehículos en caso de imprevistos como estos.

Una situación como la que presento en este artículo da mucho que pensar. Y todavía, los amigos de los gobiernos corruptos nos dicen que la delincuencia no hace de las suyas cada vez que quiere. Doy aviso a mi gente, porque deseo que se sepa que "las ratas también viajan en flota", sobre todo entre Santa Marta y Barranquilla.

Publicidad