Proyectos prioritarios para Santa Marta

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

César Serpa Vega

César Serpa Vega

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Al parecer el afán -de buena fe- por parte de la Alcaldía Distrital de sacar adelante la importante y necesaria megaobra del Sistema Estratégico de Transporte Público (Setp) ha relegado a un segundo plano a algunos proyectos que podrían ser igual de vitales para la ciudad entera, dichos asuntos que en apariencia pudieran ser menores, pero que en el fondo podrían tener un gran impacto colectivo.

El Polideportivo es un tema ya trillado y ampliamente conocido por la opinión pública local, en donde ya todos sin excepción reconocemos y aceptamos que éste parque público es fundamental para la recreación, el esparcimiento y el deporte de todos los Samarios sin distinción. Los que no se han puesto de acuerdo al parecer son las autoridades locales (Gobernación y Alcaldía) con el Gobierno Nacional (Coldeportes), ya que en medio de sus vericuetos y enredos jurídicos sigue pasando el tiempo y nada que los Samarios podemos disfrutar como debe ser de este fabuloso espacio público.

Hasta ahora son iniciativas ciudadanas y de carácter privado las que en su mayoría han tratado de mantener este sitio que hoy es un lote baldío lleno de maleza, basura e inseguridad, en donde a pesar de su lamentable y deprimente estado, muchos Samarios y visitantes arriesgan sus vidas a diario al usarlo para sus actividades recreativas y deportivas. Ojalá nuestras autoridades lo visitaran más a menudo sin sus escoltas, a ver si agilizan su recuperación.

La remodelación del emblemático estadio "Eduardo Santos" es otro tema que pareciera haber bajado su intensidad en la agenda cotidiana ya que no se ha vuelto a saber públicamente en que va el proceso, ni su cronograma, desde la última visita del director nacional de Coldeportes.

El estadio es una deuda histórica pendiente con nuestra ciudad por su gran tradición futbolística, y con nuestro país entero. Este proyecto no podrá quedar completo sin un buen equipo que lo engalane por supuesto, y por eso el Unión Magdalena debería rescatarse también al igual que el estadio, por medio de una oferta pública, bien sea por iniciativa oficial ó ciudadana, de la adquisición de la franquicia del equipo para que pueda convertirse en un verdadero Club Deportivo que permita que todos los Samarios, Magdalenenses e interesados (decentes) puedan adquirir bonos y acciones para sostener al club, al estadio y al equipo. Ojalá algún día podamos tener otra atracción turística adicional, gracias al deporte.

El polémico tema del mototaxismo debe ser siempre abordado en escenarios oficiales y ciudadanos con mucho realismo. Es evidente que ante la ineficiencia e insuficiencia del transporte público formal, el mototaxismo es una opción muy usada por los ciudadanos. Sólo basta ver a la ciudad en los "días sin moto" para que palpemos de primera mano cómo se afecta la actividad laboral y productiva en general, por cuenta de la escasez de busetas que no alcanzan para tantos pasajeros que se ven haciendo cola en los andenes de las vías principales, por lo tanto es imperativo que este servicio se preste con una mínima seguridad, regulándose con el establecimiento de unos cursos de urbanidad, civismo y cultura ciudadana que sean obligatorios y permanentes; para esto hay que exigir que todas las motos que circulen por la ciudad se afilien en asociaciones que los mantengan censados, identificados, capacitados y uniformados.

Adicionalmente no sería descabellado ir consultando y socializando sobre la posibilidad de implementar un carril exclusivo y obligatorio para las motocicletas en las arterias principales (carrera primera, calle 22, carrera quinta, etc.), todo esto con el objeto de buscar soluciones alternativas a una problemática bien complicada que tiene nuestra ciudad. No está de más recordarles a nuestras autoridades y a los empresarios del transporte que la existencia del mototaxismo no se justificaría si contáramos con un servicio de transporte público eficiente, suficiente y digno.

Como no todo puede ser malo, es de resaltar la mejoría en el servicio de Aseo de la ciudad, en el cual se ha visto últimamente un mayor esfuerzo por aumentar las rutas de recolección, más escuadras de "escobitas" humanas y un poco más de limpieza en los sitios más recorridos. De todas formas sin fuertes campañas educativas y sin pedagogía permanente a ciudadanos, empresas y negocios sobre la importancia de no arrojar basuras a las calles, lotes y canales de agua, entonces será insuficiente cualquier incremento de inversión en este tema.

Finalmente en el tema turístico, es importante recordar a nuestras autoridades sobre lo positivo que sería agilizar la legalización de la situación catastral del área correspondiente al proyecto de Pozos Colorados, en donde se ha planeado desde hace muchísimos años el desarrollo de una zona franca turística que llevaría el mismo nombre. Ése proyecto también debería convertirse en una prioridad distrital al lado del Setp, ya que esa apuesta nos proporcionaría un espacio enorme para que la ciudad tenga un revolucionario y moderno polo de desarrollo turístico bien planificado y de gran altura y calidad, sin tanto impacto ambiental como pasaría con el parque Tayrona y la Sierra Nevada, en los cuales sólo debería permitirse únicamente turismo de tipo contemplativo.

Publicidad