El hambre en el país

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Tuto Santos Araújo

Tuto Santos Araújo

Columna: La Columna de Tuto

e-mail: tutinoaugusto@yahoo.es

Hace algunas semanas salió en los medios de comunicación, -pero de manera muy prudente- unos datos sobre la situación alimentaria de millones de colombianos. Datos totalmente escalofriantes, realmente inadmisibles en pleno siglo veintiuno, lo cual demuestra el estado de pobreza, mendicidad y de miserables en la cual viven muchos de nuestros compatriotas.

Cerca de 25 millones de colombianos no consumen carne. Según lo expresó el director de Fedegan, José Félix Lafaurie. 15 millones la consumen dos veces por semana. Sólo ven en la mesa papá y arroz, en el caso digo yo, del centro andino, porque acá en Santa Marta, únicamente guineo y arroz.

Esto expresó el Presidente de Fedearroz, Rafael Hernandez "el consumo per cápita arroz es de 40 kilos, y es consumido en mayor cantidad por los estratos más bajos, donde se llegan a consumir hasta 60 kilos al año. Afirmó que con una libra de arroz, que vale mil 200 pesos en promedio, se alimenta diariamente una familia de seis personas". Triste realidad porque consumir carne en un humilde hogar se convirtió en algo exclusivo. ¿Por qué los medios no hacen eco a estas terribles estadísticas? Será que no les da audiencia.

A veces me pregunto de dónde sacan esas estadísticas en el cual somos el país más feliz del mundo. ¿Tendremos razones para serlo? Lo dudo. Un país con 50 años de conflicto armado, con la segunda desigualdad social en el continente, después de Haití, con millones de compatriotas que en los últimos quince años han emigrado a otros países en busca de oportunidades que aquí el Estado, les negó; muchos de ellos, valiosos profesionales que por obligadas razones se fueron sin probar y aportar lo que sabían al país.

¿Acaso somos felices con tantas novelas de medio pelo y vulgares realities? No lo creo. Pero según esas encuestas somos más felices que algunos países escandinavos, allá donde el estándar de vida es cien por ciento mejor. ¿Por qué muchos colombianos se niegan a aceptar que pasan por un mal momento económico? Por qué nos comportamos de esa forma, viviendo de apariencias, todo por temerle al qué dirán.

Mi ñapa 1. El caso del suicidio de tres españoles a quienes los bancos les iban a quitar sus casas, (el desahucio, le llaman allá) refleja la grave crisis económica de la llamada madre patria. Aquí en Colombia gracias a las medidas económicas de Cesar Gaviria y su ministro Hommes, millones de colombianos perdieron sus casas. Hubo rupturas familiares, suicidios, entre otros hechos muy tristes, y los dos señores muy orondos como si nada.

Mi Ñapa 2. Ayer lunes, se dio comienzo en firme a la negociación con las Farc. Esperamos los colombianos que esta vez sea la verdadera apuesta para la paz. Aunque hay unos pocos que ruegan para que fracase.

Más Noticias de esta sección

Publicidad