Corriendo para el Caguán

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Manuel Vives Noguera

Manuel Vives Noguera

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

No hace mucho advertía sobre la perdida de pantalones del Presidente Santos en materia de seguridad, hoy no podemos obrar de forma diferente a ratificar lo antes se había dicho, ahora con pruebas en la mano podemos afirmar con certeza que el país se fue de espalda y se hundió nuevamente en manos de los violentos y del terrorismo, lo que se había avanzado se está perdiendo, con razón el ex Presidente Uribe no está contento y lanza afirmaciones que lastiman a Santos, no es para menos la obra se va al piso.

Encontramos un presidente que es contradictorio consigo mismo, habla de poner a chillar a los ricos, sin medir que él mismo forma parte de la elite de los Colombianos nada más y menos que el descendiente de un ex presidente que ha sido en reiteradas oportunidades ministro (aunque no sabemos cómo), lo anterior llama la atención pues la familia Santos no está constituida por personas de escasos recursos, ni pertenecen al estrato 1, 2 o 3, lo cual llama la atención.

Eso de hablar no es lo del presidente Santos, una Cumbre de las Américas costosa, pocos pronunciamientos frente a casos como la bomba al ex ministro Londoño y unas declaraciones pobres frente casos de militares muertos por los bandidos de la guerrilla son el común denominador de esta administración.

Pareciera que por lo que pretende en el congreso pretende el mismo premio Nobel a la paz que le dieron al ex presidente Andrés Pastrana, solo falta que determinen la zona de distención, que venga a Colombia el nuevo mejor amigo y que Piedad sirva la champagne. Los indicadores son claros y es posible que Santos pase a la galería de los peores presidentes de Colombia junto a Andresito, Ernestico y Cesitar.

La verdad llama la atención que nos digan "no vas a La Guajira eso está feo por allá" o "cuidado mira que secuestraron a fulano", e incluso "mira que quemaron la finca de perencejo" la verdad es que los colombianos somos y hemos sido convidados de piedra en el roll socio-político de nuestro país, es para que hubiéremos adelantado una revocatoria, pero de premio de consolación tenemos 100.000 casitas y un ministro que era presidenciable quemado, Vargas Lleras no será presidente en las próximas elecciones ni si se cambia el nombre, la mancha de haber sido ministro de un tan mal presidente no la saca ni el Blancox.

El populismo llenó los recintos de las casas de los colombianos parece que el TLC fue con Chávez porque Santos aprendió algo y no fue un buen habito. Los intentos por silenciar las voces de Londoño y Uribe deben fortalecer a los Colombinos para que exijamos un buen candidato no sería malo pensar en Fernando Londoño, que aunque con sus defectos y virtudes, tiene muchas ventajas, quizá es el último gran orador de Colombia que está activamente en la política, la bomba no fue la que le pusieron la bomba es él, quizá sea hoy un presidenciable Dios quiera y no lo dejen en el olvido ni en el silencio, porque si sus palabras hacen temblar a las Farc que tal serian sus hechos, quizá un Uribe que no es Uribe nos salga mas Uribe que el propio Uribe.

Los colombianos estamos convocados por necesidad a retomar las riendas de la seguridad por el bien de todos, Colombia requiere seguridad para que el campo prospere, para que la inversión se afiance y regrese, para que generemos empleo y para mover la maquinaria de la economía colombiana.

Quien asuma las banderas de la seguridad deberá ser alguien que no haya mostrado como si lo hizo Santos ser un doble cara, Santos participó como dijimos antes en gobiernos de diferente tendencia siempre mostrando un claro oportunismo y hambre por el acceso al poder, hasta lo podríamos comparar con Merlano (Caso que se me hace exagerado, pues la prensa le ha dado más bombos de lo que se merece, además el sí saco los 50.000), por ello debemos escoger con cuidado.

La verdadera noticia es un país ad portas de recoger la inseguridad que dejó atrás y no un senador borracho diciendo que saco 50.000 como nos quiere hacer ver la prensa.

Publicidad