El virus y la Corte

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Luis Tabares Agudelo

Luis Tabares Agudelo

Columna: Opinión

e-mail: tabaresluis@coruniamericana.edu.co

El código Penal de Colombia nos traía el artículo 370: el que después de haber sido informado de estar infectado por el virus VIH o de la hepatitis B, realice prácticas mediante las cuales pueda contaminar a otra persona, o done sangre, semen, órganos…. Incurrirá en prisión de 6 a 12 años.

Pero, la Corte Constitucional lo acaba de declarar inexequible debido a que el contenido de la norma no se ajusta a la Constitución basado en los artículos 13  que dice que todas las personas nacen libres e iguales ante la ley… y el 16 que todas las personas tienen derecho al libre desarrollo de la personalidad…

Según la alta corporación la norma demandada no superó el test de igualdad por la especial condición de protección constitucional de la que deben gozar quienes padecen estas graves enfermedades por lo que son estigmatizadas y discriminadas.

En ese sentido, Dejusticia -organización consultada por la Corte Constitucional-, la norma, al  criminalizar a los portadores es discriminatorio, refuerza el tabú frente a enfermedades de transmisión sexual y es una medida innecesaria para prevenir su propagación y  la norma debe desaparecer por tres razones fundamentales: porque era inadecuada, innecesaria y desproporcionada.

En otro escenario, Carlos Álvarez, médico experto en Infectología dijo que el VIH “es una enfermedad que afecta las células del sistema inmunológico y permite que a largo plazo haya un mayor deterioro para el cáncer y entren enfermedades infecciosas.

De conformidad con la Organización Mundial de la Salud desde que virus fue identificado en la década de los ochenta, un número sin precedentes de personas han sido afectadas por la epidemia mundial del sida. La OMS  estima que existen alrededor de 37 millones de personas viviendo con la enfermedad y que desde su descubrimiento más de 35 millones de personas han perdido la vida.

En Colombia un informe reciente de la OMS afirma que el número total de casos de VIH reportados es de 96.683. Y que para el 2018 hubo un incremento del 9.1 por ciento, pues mientras en 2017 fueron identificados 9.399 casos nuevos, el año pasado la cifra fue de 10.258.

Por otra parte, las cifras del Sistema General de Seguridad Social en Salud, en Colombia hay alrededor de 150 mil personas viviendo con VIH, de las cuales aproximadamente 24 mil son mujeres. Pero, Según la Organización Mundial de la Salud,  más de la mitad de las personas que viven con VIH no saben que tienen el virus.

En base a la fundación Huellas de Arte, la mayoría de mujeres con VIH en Colombia han sido contagiadas por sus esposos que se dan cuenta que vivían con Sida cuando quedaron embarazadas o al morir su esposo por el virus.

Desde que tengo uso de razón he crecido con el temor de contraer este mortal virus. El mismo temor que le he transmitido a mi familia. Les digo que estamos en una guerra silenciosa y el que de papaya se contagia. Por ejemplo, les hablo del uso del condón más ahora que nos visitan hermosas venezolanas cobrando a 10 mil por un rato de placer. Les hablo de la drogadicción y de compartir jeringas, de tener una pareja sexual estable, de no visitar templos del amor. Pero también les digo que el convivir con una persona enferma de VIH con responsabilidad no crea ningún peligro de contagio.

Para concluir, lo que trataba de solucionar la norma demandada y retirada de nuestro ordenamiento jurídico era  con los que sabiendo que tienen el mortal virus no toman las medidas y andan de mala fe a diestra y siniestra infectando a otros colombianos que según los postulados de la buena fe intercambiamos con ellos.

Publicidad