La bomba de tiempo llamada migración

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge Giraldo Acevedo

Jorge Giraldo Acevedo

Columna: Opinión

e-mail: jgiraldoacevedo@yahoo.es

Colombia es  la  nación latinoamericana  que soporta  las peores consecuencias negativas por  el  fenómeno humano  de la migración de ciudadanos venezolanos al país.

Según  le  escuchamos recientemente en una entrevista al presidente, Iván Duque Márquez, los  ciudadanos venezolanos  que han  migrado  a Colombia  ya superaron  el millón  y  medio de personas.

Éste  fenómeno ha  provocado  el  aumento  de  las desigualdades  económicas y  sociales;   ahora  los  índices  de  desempleo han  aumentado,  también  el  rebusque,   la   inseguridad  ciudadana  es   grave  y  el  problema de la  salud  es alarmante.

Entre  ésta  serie  de  situaciones  problemáticas  el  de la  inseguridad ciudadana  es  lamentable debido a  que  han  aumentado  el  robo  en las  calles,   en  los  sistemas  de  transporte lo mismo  que  los  hechos  de  atracos.

En  todo Colombia  lo  que   el  ciudadano  corriente  palpa  es la problemática social y económica que  el  fenómeno humano de la migración está causando   y ahora  resulta  que las autoridades y en  algunos  medios de comunicación registran  los diversos  delitos protagonizados  por  venezolanos  como realizados  por  ciudadanos  extranjeros; la  referida   información está  causando   malestar  en  muchas  representaciones  diplomáticas  de otros  naciones y  mucho  más  de las   europeas  y  de los Estados  Unidos;   por  datos  estadísticos y  de  cultura  los  turistas  y  ciudadanos  extranjeros  no   llegan  a Colombia  a  participar  en   hechos  delictivos y ésto lo  demuestra  el  hecho  que en la presente época en  las llamadas Unidades de Reacción Inmediata,  conocidas como las  URI,  se encuentran  retenidos  muchos  ciudadanos  venezolanos.

El  Gobierno,  por  intermedio de  las   autoridades correspondientes,  deben  ejecutar  pronto  las  medidas pertinentes para lograr el  freno  de  la  migración  de  ciudadanos  venezolanos a  Colombia y  que   cualquier venezolano,  sorprendido  en   hechos  delictivos,  sea  expulsado inmediatamente del país.

Ante  tantos problemas todos  los  colombianos debemos  entender  que  un  millón  y  medio de  ciudadanos  venezolanos  que  han  migrado  a éste  país es  de  por  sí  una  bomba  de  tiempo.

Publicidad