Orientación lingüística

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

mercedes castillo mosquera

mercedes castillo mosquera

Columna: Orientación lingüística

e-mail: lujorguep@yahoo.es


Hola, amigos, les cuento que recibí en mi correo una consulta sobre la expresión que el poeta Gustavo Álvarez Gardeazábal utilizó para responder cuando le preguntaron por el Presidente electo del Perú: "Creo que es bastante poco lúcido". Mi corresponsal preguntaba si no era paradójica la combinación "bastante poco", pues a él le parecía contradictoria. Le respondí el correo, pero como supongo que habrá otros con la misma duda, la traigo a mi columna para lo que pueda servir:

En la frase citada hay un adverbio, "bastante", modificando a otro, "poco", que modifica al adjetivo "lúcido". No se contradice porque lo "poco" es "lúcido" y lo "bastante" es "poco", es decir "muy poco". Pero como al poeta le pareció que el personaje no es simplemente "muy", sino que quiere aumentar la cantidad de poco, estimó que "bastante" era lo adecuado. En conclusión, sería paradójico si "lúcido" fuera a la vez bastante y poco, pero como vemos, no es así. Por lo tanto, es correcta y válida la expresión.

Por otra parte, me consultó un amigo sobre cómo utilizar "referéndum" en plural. Yo repito lo que siempre he respondido: si no sabes utilizar los latinismos no lo hagas, para eso están las formas hispanas. En este caso: referendo. Su plural es "referendos". Pero si aún quisieras mantener el término en latín, déjalo igual: el referéndum o los referéndum, porque en latín el plural sería "referenda", que se vería y sonaría horrible en un texto castellano.

Además, les hago notar cómo la televisión local está plagada de gente inculta que ni estudia ni quiere aprender: ya he dicho más de una vez que "transeúnte" no es sinónimo de "peatón" que es el que anda a pie. El transeúnte puede ir a pie, en bicicleta, en moto, en carro, etc. Por lo tanto, los vendedores ambulantes que se han apoderado de los callejones peatonales, les roban el espacio a los peatones, no a los transeúntes, como afirman ellos (los de la Tv local). Parece que no me leen, ni al Maestro José Alejandro.

Finalmente, le quiero recordar al director del noticiero "de las mayorías" (bueno, eso dice él todos los días, así que yo le creo) que su periodista no es metereólogo, como dijo el pasado miércoles, en su emisión matinal (que por cierto, lo silabeó para que se le oyera claro) sino meteorólogo, se la silabeo: me-te-o-ró-lo-go, porque la palabra se deriva de meteoro. Ya lo he dicho varias veces aquí, espero que esta vez me preste atención. Quizás él no lee esta columna, pero sé que hay más de un lector que podrá llevarle el dato. Y si duda de mi palabra, consulte el diccionario, que ahí aparece.

Antes de despedirme quiero hacer notar que el editorialista de este diario, en la edición del martes 14 coincidió con mi apreciación, de hace ocho días, sobre el problema de la inseguridad en Santa Marta: no se puede hablar de sectores. Es todo el distrito el que está en poder de la delincuencia sin que el señor Alcalde haga algo por resolver la situación, y es él quien tiene la responsabilidad. Ya en Cali se han desarticulado varias bandas, en menos de una semana. Eso es tener alcalde. Todo por hoy, gracias mil por su atención y hasta el próximo sábado.

Publicidad