Bolívar soberano retará la hiperinflación y la macro devaluación

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jesús Iguarán Iguarán

Jesús Iguarán Iguarán

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Hace más de dos décadas podíamos decir que poseíamos un vecino rico, hoy por desgracia no podemos repetirlo como hace veinte años, debido a que nuestros vecinos pasan por una crisis casi insuperable. La irrevocable y desaforada subida de precio asfixia constantemente a los venezolanos y dificulta la normalidad de una economía sumida en una profunda crisis, el desbordamiento infrenable de los precios y los salarios, han acostumbrado al venezolano a lo inesperado y hasta se puede decir que viven en el desastre, en el desamparo y en la escasez.

El presidente Maduro en su interés por superar la crisis que irremediablemente lo afecta, lanzó este 20 de agosto una nueva moneda a la que ha llamado bolívar soberano, con la que asegura detendrá la inaguantable hiperinflación que tiene a Venezuela totalmente abatido. Maduro asevera que esta moneda sería una seria fórmula con el cual su gobierno intentaría una vez más solucionar la grave inflación crónica persistente que angustia al país. 

Como de costumbre Maduro participa que la hiperinflación que embiste a Venezuela es causada por la “guerra económica” impulsada por Estados Unidos, “las mafias colombianas” y la “oligarquía”, actores a los que acusa de prácticas de contrabando y especulación para inflar los precios y obtener un beneficio desmesurado. Analistas de tendencia capitalistas aseguran que la causa es la mala gestión económica de presidente y además destacan que lo que interesa a cualquier empresario es vender sus productos, no un mercado colapsado en el que la mayoría no pueda comprar casi nada, debido a su iliquidez.

El primero de enero del 2008, el fallecido presidente Chávez, lanzó también una nueva moneda quitándole tres ceros y la llamó bolívar fuerte, que aduras penas pudo superar la década de existencia y terminó supremamente devaluada. Esta moneda aún no había cumplido el lustro de existencia, cuando paralelo a su devaluación se acrecentaba la inseguridad, el desabastecimiento de los alimentos y medicamentos, los bajos salarios, la polarización política, fueron grandes motivos para que el venezolano comenzase a desplazarse masivamente de su país.

En la década de vida del bolívar fuerte, se aumentó 35 veces el sueldo mínimo de los trabajadores, es decir de 5.196.000 bolívares fuertes, (que solo equivale a 1.3 dólares) a 180.000.000 Bolívares Fuertes que al quitarle los cinco ceros quedaría en 1.800, lo que solo representa 45.5 dólares. Con este aumento salarial Maduro suma 45 veces el aumento del sueldo mínimo de los venezolanos.

Explica Maduro que su moneda virtual (Petro) constará 3.600 bolívares soberanos, (89.7) dólares, es decir que el venezolano aduras penas alcanzará a ganar ½ petro, suma que se asemeja a la séptima parte del mínimo de los colombianos.

Sin embargo, especialistas consideran inviable el programa, que incluye un aumento del salario mínimo de más de 3.400% a partir del 1º de setiembre, un nuevo sistema cambiario que empezaría con una macrodevaluación, alzas del combustible y de los impuestos. Henkel García, director de la consultora Econométrica, en consideración que el aumento en el salario generará una hiperinflación proyectada para fines del 2018, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), en un 1.000.000% en el país.

Este gobierno en su afán de generar divisas y obtener como resultado la mayor cantidad de Petros posibles ha propuesto a quien le pague en esta criptomoneda, rebajarle el 30% del valor del barril de petróleo, incluso afirman que un equipo del gobierno de Maduro estuvo en la India el pasado mes donde hicieron un convenio con Coinsecure una empresa de comercio de criptomonedas con sede en Nueva Delhi para realizar la primera venta en petros, esta iniciativa de Maduro no queda solo en la propuesta a los indostánicos, sino que también llevarán la oferta a diferentes países.

Publicidad