Xiomara Alfaro: El ruiseñor de la canción

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

José Vanegas Mejía

José Vanegas Mejía

Columna: Acotaciones de los Viernes

e-mail: [email protected]

Recientemente falleció una de las más famosas cantantes de los últimos años: Xiomara Alfaro. Nació el 11 de mayo de 1930 en Marianao, La Habana. Durante su vida artística grabó más de 28 discos. De ella habrá que decir que fue un regalo que la vida nos ofreció en su maravillosa voz de soprano de coloratura. Estuvo casada con el director de orquesta, arreglista y pianista panameño Rafael Benítez, a quien debió gran parte de su éxito artístico.

     Xiomara Alfaro era de ascendencia africana y china. Su padre vendía libros y objetos religiosos. Aunque su aspiración de adolescente era ser enfermera, a los dieciséis años se presentó a un concurso en Radio Cadena Suaritos, en La Habana. Cantó ‘Siboney’ y la contrataron para un espectáculo que no tuvo mucho éxito. Se inició en revistas musicales y en espectáculos de cabaret. Poco después, con Celia Cruz y Merceditas Valdés integró el espectáculo llamado ‘Bondelle’, precursor del famoso ‘Sun Sun Babaé’. Como había ocurrido en 1947, cuando con Celia y  Elena Burke presentaban un acto intrascendente o  vodevil titulado ‘Serenata mulata’, Xiomara Alfaro hacía parte del grupo solo como corista. Sin embargo, su voz privilegiada llamó la atención de la actriz y bailarina estadounidense Katherine Dunhan,  quien la integró a su elenco y la tuvo en cuenta para la filmación de la película ‘Mambo’, en Italia, con Silvana Mangano y Vittorio Gassman. Con la compañía de la bailarina Dunhan, Xiomara Alfaro recorrió mucho mundo: Portugal, Grecia, Bélgica, Francia y algunos países latinoamericanos, entre ellos Argentina y Perú. En este último país cantó ante el presidente de la república y grabó las canciones ‘Luna Rossa’, del italiano Vicenzo De Crescenzo y Vian, y ‘Sube espuma’, de Obdulio Morales.

     En el cine Xiomara Alfaro tuvo muy poca figuración. No era su fuerte; no podía desperdiciar su arte musical. Sin embargo, actuó en dos películas cubanas: ‘Yambaó’, protagonizada por Ninón Sevilla, con Celia Cruz y Olga Guillot, y ‘Olé, Cuba’, con Pototo y Filomeno, Celia Cruz y la Sonora Matancera. Además, aparece en la película mexicana  ‘Canciones unidas’, con la soprano peruana Yma Sumac, Lola Beltrán y Myrta Silva.

     No puede mencionarse a Xiomara Alfaro sin hacer de nuevo alusión a ‘Siboney’, bolero del compositor cubano Ernesto Lecuona. El autor siempre admitió que la mejor interpretación de su canción se difundió en la voz de Xiomara Alfaro. Pero además son inolvidables ‘Cuando vuelva a tu lado’ y ‘Noche de ronda’, de Agustín Lara. Su primer disco de larga duración (LP) se titula ‘Siboney’. En otro LP, llamado  ‘Nightingale’, Xiomara Alfaro consignó ocho canciones con la orquesta de Adolfo Guzmán y cuatro con la agrupación de Bebo Valdés. También el compositor venezolano Hugo Blanco logró que Xiomara Alfaro grabara una de las canciones más escuchadas en la voz de esta cantante: ‘Moliendo café’. Sobre Xiomara Alfaro dice Aldía.co: “Su estilo fue casi inmediatamente aceptado por los amantes del bolero, ya que se trataba de algo novedoso y con características musicales muy sonoras adornadas con esas notas tan sorprendentes, más propias de una intérprete del canto lírico que de una cantante de música popular”.

     Xiomara Alfaro se instaló definitivamente en los Estados Unidos en 1962. Poco a poco se fue desvinculando de la música popular cubana para consagrar su tiempo a la religión cristiana y al canto sagrado. Sus apariciones en público fueron cada vez más escasas y finalmente, en su residencia de Cape Coral, Florida, Estados Unidos, falleció el pasado 24 de junio. Su fama artística es comparada con la de Edith Piaf, la conocida cantante francesa; pero más meritorio aún es que se la sitúe al lado de la célebre María Callas.

Más Noticias de esta sección

Publicidad