Infraestructura en Colombia

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Franco Nazatte Martínez

Franco Nazatte Martínez

Columna: Comercio Exterior

e-mail: [email protected]

La inversión de 95,5 billones aprobados por el gobierno colombiano debe ser correctamente ejecutada, en el comienzo y al final de la infraestructura vial aérea, marítima, terrestre fluvial y férrea, tiempo estipulado por 10 años para la terminación de la obra.

La infraestructura contempla un corredor vial que iniciará en Buenaventura pasará por Arauca y terminará en Puerto Carreño para conectar al país con Venezuela. En esta carretera se invertirán, en la actualidad cerca de 5 billones en varios trayectos entre Bogotá y Buenaventura. Sin embargo, Cardona explicó, "que es necesario construir otros 70 kilómetros para completar el recorrido".

Otro proyecto se está avanzado con inversionistas chinos, y buscan conectar por vía férrea, el puerto de Buenaventura con el río Magdalena entre Puerto Berrío y Barrancabermeja.

El Ejecutivo - para atender las necesidades que traerán los Tratados de Libre Comercio (TLC) e incrementar sus exportaciones y no estar en desventaja frente a Chile donde hay 4.431 Kilómetros en doble calzada y 32 puertos, mientras que en Colombia hay 850 kilómetros de doble calzada y cuatro puertos - tiene que esmerarse más en efectuar inversiones en la infraestructura de puertos en otros territorios del país como: en Dibulla, Ciénaga, Golfo de Urabá, Turbo, Golfo de Morrosquillo, San Andrés Islas y Providencia, Delta del Río Dagua, Bahía Malanga y finalmente, Tumaco. Con estos puertos marítimos, en los diferentes municipios de Colombia se hacen más despejados para el intercambio comercial externo.

Además, se debe dar prioridad con una gran inversión en las vías férreas y fluviales, y no únicamente terrestres, para dar mayor cobertura en el transporte de bienes hacia los puertos, con el propósito, que dichos TLC no nos tomen de sorpresa.

Con lo anterior, el país estaría mejorando su competitividad y la promoción de la inversión.

Respecto a los puertos, es imprescindible, que los puertos existentes se estén preparando para los drásticos cambios que se producirán en el negocio marítimo cuando entren en vigencia los Tratados de Libre Comercio.

En el negocio portuario existen importantes actividades básicas que es importante mejorarlas: la movilización de carga de importación y de exportación que se genera en el país, el trasbordo, que permite trasladar la carga que llega en los grandes barcos a otros más pequeños para ser distribuidos a otros destinos, operatividad en 24 horas, la profundidad en los accesos marítimos, óptima gestión administrativa y desarrollo de los corredores logísticos. A Colombia le corresponde hacer lo propio en materia de puertos, para que en un futuro sean los mejores competidores e innovadores de Latinoamérica. Y de esta forma, poder afrontar el reto a los Tratados de Libre Comercio que se nos avecinan.

Publicidad