Abogada denuncia golpiza a dos prisioneras opositoras en Nicaragua

Foto referencia

Judiciales - Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size
Managua, 18 may (EFE).- La abogada Yonarqui Martínez, defensora de decenas de prisioneros que se oponen al Gobierno de Daniel Ortega en el marco de la crisis que vive Nicaragua desde abril del año pasado, denunció este sábado que dos mujeres fueron golpeadas en prisión.


Una de las golpeadas es la líder de los comerciantes, Irlanda Jerez, quien denunció en enero pasado ante un grupo de eurodiputados que también la visitó en prisión que fue drogada por la policía en la cárcel El Chipote, donde funciona la Dirección de Auxilio Judicial.

La otra golpeada es Kenia Gutiérrez, dijo la abogada a través de Twitter.

En tanto, la prisionera Aleyda Membreño, que se encontraba en una celda de aislamiento, "intentó suicidarse", afirmó la letrada, tras visitar a las detenidas.

Mientras, la periodista nicaragüense-costarricense Lucía Pineda, critica con el Ejecutivo y quien se encuentra en prisión desde diciembre pasado acusada de promover el terrorismo en el marco de la crisis, "continúa en celda de aislamiento", al igual que Jamileth Gutiérrez, agregó.

"El estado de ellas es preocupante. No más violación de Derechos Humanos", abogó.

Las autoridades penitenciarias de Nicaragua han otorgado un permiso especial a familiares y abogados de los detenidos a raíz de la muerte de un nicaragüense con nacionalidad estadounidense que falleció al recibir un disparo de un guardia en la cárcel.

El nicaragüense-estadounidense Eddy Montes, de 57 años, opositor a Ortega, murió el jueves pasado en el Sistema Penitenciario Nacional, conocido como La Modelo, ubicado a 23 kilómetros al noroeste de Managua.

El viceministro de Gobernación nicaragüense, Luis Cañas, señaló que el fallecido recibió un disparo mientras forcejeaba con uno de los centinelas, tras un intento de motín.

El motín ocurrió mientras una misión del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) se encontraba con el personal de La Modelo, de acuerdo con la información.

La Unión de Presos Políticos de Nicaragua informó que al menos 31 manifestantes convictos resultaron heridos durante ese disturbio, y distribuyó una serie de audios y fotografías filtradas desde el interior de la prisión que presentan una versión diferente de la que dio el Gobierno.

Los "presos políticos" negaron la información oficial del "forcejeo" y alegaron que en medio de una discusión los guardias dispararon con fusiles de guerra AK-47, de fabricación rusa, y Montes fue herido en la espalda cuando intentaba ingresar a su celda con el resto del grupo.

Los "presos políticos" son personas que fueron detenidas por participar en protestas contra el presidente Daniel Ortega desde el estallido social del 18 de abril de 2018, mientras el Gobierno los considera "terroristas", "golpistas" o "delincuentes comunes".

La crisis ha dejado 325 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Organismos locales elevan la cifra hasta 593 víctimas. El Gobierno reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado. EFE