Subsidios son necesarios para activar el PIB en sector constructor

Según indica la presidenta de Camacol, los subsidios serán fundamentales para mantener el dinamismo del mercado.

Inmobiliaria
Tamaño Letra
  • Font Size
De acuerdo con la información suministrada por el Dane, en el tercer trimestre del 2019 la economía del país presentó un aumento del 3.3 por ciento, mientras que el sector de la construcción decreció en un 2.6 por ciento.
Según la presidente de la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol, Sandra Forero Ramírez, el sector completa tres trimestres de comportamiento negativo en la generación de valor agregado a la economía, es por esto que la ejecutiva argumenta que, si el objetivo es producir mejoras, se deben garantizar subsidios de vivienda para el 2020.
Según el Dane, la construcción de edificaciones residenciales y no residenciales decreció 11,1 por ciento mientras que la construcción de obras de ingeniería civil creció 13,3 por ciento.

Tras conocer los resultados del PIB publicados por el Dane, que indican que la economía colombiana creció 3,3 por ciento durante el tercer trimestre de este año, pero el sector de la construcción cayó 2,6 por ciento, Forero explicó que esta reducción se debe al menor dinamismo de la actividad no residencial y el segmento alto de vivienda.
“Teníamos previsto este resultado, esperamos que con la puesta en marcha de las medidas anunciadas por el Gobierno Nacional el sector se reactive. Garantizar que haya una cantidad suficiente de subsidios disponibles para los próximos años nos permitirá mantener la confianza del comprador y los buenos resultados que hemos visto a la fecha en comercialización de vivienda social”, dijo la Presidenta Ejecutiva de Camacol.
Forero agregó que la certidumbre en los subsidios será fundamental no solo para sostener los volúmenes de la actividad y el dinamismo del mercado de vivienda social, sino también porque les permitirá a los nuevos mandatarios locales estructurar de manera mucho más eficiente sus metas de desarrollo local, de vivienda y de generación de mano de obra.
Según el Dane, la construcción de edificaciones residenciales y no residenciales decreció 11,1 por ciento mientras que la construcción de obras de ingeniería civil creció 13,3 por ciento.

Más Noticias de esta sección

Publicidad