Fabrice Lefèvre explicó su método ‘Probodyone’ en Santa Marta

Fabrice Lefèvre, osteópata y nutriólogo francés.

Salud
Tamaño Letra
  • Font Size
El osteópata francés en diálogo con EL INFORMADOR habló sobre su técnica para mejorar la salud de las personas.

Por: César Barrera
Redactor EL INFORMADOR

Nació en Perpiñán, Francia, tiene 40 años y es doctor en osteopatía, nutricionista y posturólogo. Trabaja en su consultorio en Barcelona, España, donde aplica tratamientos basados en su método ‘Probodyone’ a sus pacientes. Estuvo de visita en Santa Marta hace pocos días y habló de su particular procedimiento, el cual se cimenta en la unidad del cuerpo.

“En la osteopatía utilizamos mucho la palpación, para analizar cómo está la estructura, el movimiento y los tejidos”, explicó. Un osteópata es un profesional de la salud especializado en el tratamiento del sistema músculo-esquelético. Lefèvre basa sus tratamientos en la teoría de que el cuerpo puede curarse con una combinación apropiada de técnicas manuales como la manipulación de los músculos, articulaciones, ligamentos y tendones.

Fabrice estudió rehabilitación, fisiatría, hizo carrera de medicina osteopática, basada en tratamientos de la columna vertebral y las articulaciones, con enfoque ‘manipulativo’, para curación manual. Cuenta que en su campo de trabajo se tratan las disfunciones y alteraciones de movimientos a nivel de una articulación o tejidos.

“El método Probodyone es una sinergia  entre osteopatía, posturología, micronutrición, ergonomía, ‘coaching’ físico y mental. Significa ser proactivo en la unidad del cuerpo, no fragmentarlo, sino tener una consideración global de los sistemas fisiológicos e integrarlos dentro del entorno. Mi trabajo es optimizar la salud de las personas que tengan disfunciones”, dijo.

¿Cómo define ‘Probodyone’?

“Pro significa ir hacia adelante siempre. ‘Body’, viene de cuerpo en inglés. ‘One’ es uno. En síntesis, simboliza la unidad del cuerpo, mente y entorno”, explicó el doctor perpiñanés.

¿Cómo se aplica en los pacientes?

Primero, el análisis: se observa y se evalúan todos los aspectos globales y específicos de la situación.

Segundo, la integración: Se considera al ser humano como una unidad crono-biológica donde todos sus sistemas interactúan en el tiempo (mecánico, metabólico, físico y mental).

Tercero, la sinergia: en función de la interacción de los sistemas y del medio donde interactúan (como por ejemplo la interfaz hombre-máquina-entorno), aplicamos nuestro método ‘ProBodyOne’.

Cuarto, la adaptación: este método se adapta a las necesidades u objetivos requeridos y previamente definidos en el tiempo (corto, medio y largo plazo).

Por último, la intervención: aplicamos nuestro método a través de tratamientos, consultoría  y formación.

¿Qué  le deja su visita a Santa Marta?

“Hace dos años empecé a venir a Colombia. He ido a Medellín, Cartagena y ahora Santa Marta. En mi campo, en Colombia no hay mucho desarrollo. Trabajo para dar capacitaciones  a los médicos fisioterapeutas, que son quienes pueden utilizar estas técnicas acá, que de hecho, tienen un costo bajo, porque son solamente tratar con las manos, pero se debe tener una formación fuerte. Se debe trabajar con mucha precaución para no hacer daño a las personas”, señaló.

“En Colombia hay grandes oportunidades. Me parece un país muy agradable. El hotel Boutique Don Pepe me parece espectacular, en el Centro de Santa Marta. La gente te hace sentir en familia. Es un punto de anclaje para salir a visitar la ciudad”, agregó Lefreve mientras tomaba una taza de café.

Es importante la parte manual en la osteopatía, pero, ¿cómo influye la tecnología actualmente en este campo de la medicina? ¿Podrían las máquinas reemplazar la parte manual?

“Es una excelente pregunta. Yo he tenido una formación clásica en mi carrera. En la medicina física se usan muchos aparatos. Llevo 20 años ejerciendo. Hace dos años empecé a invertir en materiales. Hay aparatos que permiten medir de manera sensorial, de forma visual u oral y que influyen en la postura. Muchas cosas se pueden medir o evaluar con las manos pero no se puede hacer un análisis más profundo, en eso ayuda mucho la tecnología”.

¿Cómo nace esta innovación en la medicina?

“Practicaba artes marciales, tenis y rugby. Me gusta el deporte. He estudiado en París, Bruselas, Londres; en Europa es muy desarrollada la osteopatía. Soy Máster en nutrición, en investigación en ciencia de biomecánica, y diplomas de traumatología del deporte, fisioterapia; de todo he hecho una sinergia, que he llamado el método ‘Probodyone’”.

Enfermedades más comunes en deportistas

“Depende del deporte, en función de la disciplina se tienen unas lesiones que se generan por la repetición de los gestos. Hay lesiones clásicas, como lo son los esguinces, problemas en la fibra muscular, entre otros. Así como también hay inflamación por gestos repetitivos. En el golf hay una torsión y velocidad al nivel de la columna, un movimiento forzado que genera molestias en los discos. En el tenis la tendinitis”, expuso.

Asimismo agregó que el fútbol es un campo muy interesante. Se sufren golpes externos. Las rodillas son muy impactadas y las lesiones en el ligamento cruzado son muy comunes en los futbolistas. Puede ser por autolesión, pero se pueden tratar con propiocepción. Hay una parte preventiva que se puede hacer. Los esguinces de tobillos también son muy frecuentes en este deporte, indicó Fabrice.

“Una enfermedad o lesión no es la misma en cada persona, por eso no se puede tratar de la misma manera, eso lo diferencia un poco de la manipulación osteopática y del fármaco”, concluyó el francés.


Los comentarios aquí publicados no reflejan la opinión de EL INFORMADOR. Es necesario ser un usuario registrado para poder comentar las noticias. Por favor, ingrese o regístrese como usuario de esta página.

Más Noticias de esta sección

Anuncio_Unimag
Publicidad