El Plástico: la gran amenaza de nuestros mares y ríos

Informe Especial
Tamaño Letra
  • Font Size
El plástico no es un producto cualquiera, se ha convertido en el material preferido de la industrita en el último siglo y tal vez por eso es la forma de contaminación más común que se puede percibir.

Parece increíble, pero estudios recientes indican que al menos desde la década de los cincuenta se han producido más de 9.1 billones de toneladas, lo que convierte a este producto, derivado del petróleo, en la “Gran amenaza de devastación ambiental” del planeta.
Y precisamente, la amenaza creciente no es sólo para la tierra sino también, para los ríos y mares, al igual que el aire, pues al menos 7 billones de esas toneladas que se han producido ya no son utilizadas, es decir, se han convertido en basura, que cada día contaminan más el planeta.

¿Cómo contamina la tierra?: Quizás es la forma de contaminación más común, y aunque creamos que tarde o temprano se degradará, lo cierto es que el plástico puede tardar hasta 1.000 años en hacerlo, tiempo en el cual puede provocar múltiples daños en el ecosistema. Inclusive, si este plástico llega a ser canalizado y depositado en la basura o en los denominados rellenos sanitarios, estos no cuentan con la capacidad para generar un aislamiento total, por lo que terminan convirtiéndose en una fuente permanente de toxinas y lixiviados que al final contaminan severamente los mantos acuíferos y generando un deterioro y erosión difícil de contrarrestar.

¿Cómo contamina el mar?: Cuando los residuos de plástico llegan al mar pueden ser ingeridos por la fauna marina y acumularse en su interior, pueden quedarse flotando en la superficie o pueden hundirse y permanecer en el fondo del mar.
En la zona costera también se pueden encontrar altas concentraciones de plásticos, especialmente en regiones con altas poblaciones, con sistemas de gestión de residuos inadecuados, pesquerías intensivas o turismo elevado.
Una vez los residuos plásticos llegan al medio marino tardan décadas y/o cientos de años en degradarse. El tiempo que demora un residuo en degradarse depende del tipo de plástico y de las condiciones ambientales a las que se expone (luz solar, oxígeno, agentes mecánicos).

¿Cómo contamina el aire?: Son materiales pesados y tal vez por eso se cree que no contaminan lo que respiras, pero se debe tener muy presente que como es uno de los principales factores de contaminación ambiental, es uno de los problemas de salud más grandes del mundo. El extenso sistema de fabricación libera una enorme variedad de toxinas en el ambiente y cuando es quemado o incinerado la carga de contaminación al aire que respiramos es enorme porque liberan componentes de elevada toxicidad.

ACCIONES DE CORPAMAG

En la actualidad, la Corporación Autónoma Regional del Magdalena- CORPAMAG, adelanta el Convenio Nº 211 del 2017 de la mano con el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras “José Benito Vives de Andréis”- INVEMAR, cuyo objetivo es “Generar una alianza para contribuir con bases científicas sobre las condiciones ambientales de la zona marino-costera del Departamento del Magdalena, como herramienta para el fortalecimiento de la gestión ambiental sostenible de CORPAMAG”.

Entre las acciones enmarcadas en este convenio está el de “Evaluar la calidad del recurso hídrico marino costero del departamento del Magdalena en el marco del programa nacional de monitoreo de la REDCAM y realizar un informe diagnóstico del recurso hídrico marino-costero, de la contaminación por basura marina y microplásticos en las playas del Departamento del Magdalena.

De igual forma, se identifica la medición de basura marina y microplásticos en las playas turísticas, realizándose muestreos en 6 playas: Playa Cristal, Playa Neguanje, Playa Taganga, Playa Camellón, Playa El Rodadero y Playa Los Cocos. Para cada estación de muestreo, se llevó a cabo el monitoreo de basura marina flotante y microplásticos en agua superficial, y basura marina y microplásticos en sedimentos de playa.

En el caso de la playa “Los Cocos”, el muestreo se hizo en tres transectos distribuidos en lo ancho de la playa. En cada transecto se delimitaron 3 cuadrantes de 3 metros x 3 metros, ubicándose uno en la zona activa (línea de más baja marea), uno en la zona de reposo (en la mitad del ancho de la playa, donde se ubican las carpas turísticas) y uno en la zona de servicio (en la zona alta de la playa).

De acuerdo a los resultados preliminares de los monitoreos de basura marina realizados hasta la fecha, los residuos plásticos fueron los más abundantes en todas las playas evaluadas. Para la playa “Los Cocos”, en la zona de servicio, aproximadamente el 60% de los residuos corresponden a residuos plásticos, seguido de vidrio y luego metal. Para la zona de reposo, aproximadamente el 90% de los residuos corresponden a los residuos plásticos y el restante a residuos de metal. Para la zona activa, aproximadamente el 80% corresponde a plásticos, seguido de residuos de vidrio, luego de metal y, por último, residuos de papel.

Los resultados parciales, con base al monitoreo de microplásticos en sedimentos, arrojaron 456 microplásticos, donde los más cuantiosos que se encuentran son los fragmentos y espuma, seguido por los filamentos y los films. Estos microplásticos se derivan de la fragmentación de bolsas plásticas, botellas, tazas y otros elementos de cocina plásticos, espumas de icopor y filamentos de cuerdas, nylon de pescar, lona, lana, entre otros.

¿CUÁL ES EL RIESGO?

La contaminación marina por residuos plásticos es un tema muy recurrente y conocido por la sociedad. Principalmente son los animales de mayor tamaño los que se ven más afectados por los macroplásticos. Los principales problemas que se identifican por la contaminación de plásticos en los animales marinos son:

• Problemas por ingestión y comida.
• Problemas por asfixia.

Diferentes estudios han observado los efectos que tiene la ingesta de microplásticos (plásticos entre 1 y 5 mm) en los invertebrados y vertebrados marinos, efectos tan diversos entre los que se encuentran: abrasión y/o obstrucción intestinal, aumento de la respuesta inmunológica en mejillones, reducción de las reservas energéticas en los poliquetos, toxicidad hepática en peces, reducción de las tasas de alimentación, fecundidad y supervivencia en copépodos, alteración de las tasas de respiración, capacidad reproductiva y filtración en moluscos bivalvos.

Estas basuras marinas por microplástico y nanoplásticos (tamaño inferior a 1 mm), pueden llegar a nosotros a través de la alimentación.
El impacto del plástico es tan grave que, según estimaciones hechas por la Unep, para el 2050 los océanos tendrán más plástico que peces y aproximadamente el 99% de las aves marinas lo habrán ingerido en sus sistemas digestivos. De hecho, en la actualidad, se calcula que más del 60% de todas las especies marinas tienen rastros del material en sus intestinos

Muchas especies marinas están expuestas por el impacto que generan los desechos de plástico en sus organismos. Las tortugas, aves, peces y otros animales marinos corren el riesgo de enredarse con los plásticos que flotan en el mar, ya sea con las redes de pesca, bolsas, botellas y otros objetos de mediano y gran tamaño, que se convierten en trampas mortales para aquellas especies que no logran escapar.

Una segunda forma de amenaza está en su alimentación. Las especies marinas ingieren estos plásticos, muchas veces porque los confunden con peces pequeños, como en el caso de las tapas de botellas, o porque pedazos diminutos se adhieren a sus alimentos habituales.
Otra forma de impacto en la biodiversidad se observa en los nidos de las aves que en la actualidad ha sido posible evidenciar que utilizan restos de plástico para construirlos.

QUE PÓDEMOS HACER

Reduce tu consumo de bolsas plástico, adoptando nuevas bolsas biodegradables y reutilizables.

No arrojes basura a las calles, llévala contigo hasta encontrar un lugar adecuado para arrojarla.

No consumas agua en botella y/o bolsa, carga tu propia botella y recárgala de agua.

No arrojes basura al rio ni al mar, cuando vayas de paseo, recoge tus residuos y disponlos de manera adecuada.

Más Noticias de esta sección

Publicidad