La basílica de San Pedro más desconocida

Javier Martínez-Brocal junto a su libro ‘El Vaticano como nunca te lo habían contado’, donde desvela numerosas curiosidades sobre este templo y su construcción.

Informe Especial
Tamaño Letra
  • Font Size
Los detalles menos conocidos, algunos sorprendentes, sobre la historia de uno de los lugares más visitados del mundo: San Pedro del Vaticano, fueron contados por un periodista de la Santa Sede.

EFE-. La basílica de San Pedro del Vaticano recibe más de 40.000 visitantes al día y cerca de 15 millones al año, sin embargo, gran parte de quienes la visitan no conocen las historias que hay detrás de este gran templo de culto. Por esto, Javier Martínez-Brocal, periodista y director de la agencia de noticias del papa y el Vaticano, Rome Reports, ha decidido desvelar todas esas curiosidades en su trabajo: “El Vaticano como nunca te lo habían contado”.

EFE entrevistó al autor, nacido en la ciudad andaluza de Granada, para saber cómo ha sido su investigación y algunos de los detalles más interesantes que ha descubierto en la elaboración del libro, así como si tendrá continuación.

La basílica de San Pedro recibe más de 40.000 visitantes al día y cerca de 15 millones al año.
La basílica de San Pedro recibe más de 40.000 visitantes al día y cerca de 15 millones al año.

- ¿Cómo describiría su libro?

- Es una guía porque ayuda a apreciar el Vaticano de un modo nuevo, pero me gusta verlo más como un libro de viajes, pues está hecha de un modo que retienes lo que lees, es decir, es una guía con historias y no con datos.

- ¿Por qué destapar ahora secretos?

- De camino al trabajo paso por la basílica de San Pedro todos los días y siempre he querido encontrar un libro que me explicase el trasfondo del templo, no solo datos, sino qué es lo que querían los artistas, el por qué de unas esculturas u otras, o por qué la plaza tiene esa forma.

- ¿Cuáles fueron sus fuentes al elaborar este proyecto?

- La fuente que más me gustó y en la que me basé, la encontré de casualidad. Estaba buscando un dato en Internet y en Google Books me salió una guía, fechada en torno al año 1600, y que me lo imprimían en India y  me lo mandaban. La adquirí. No esperaba mucho de ella, pero cuando me puse a leerla, me di cuenta de que estaba llena de tesoros y que muchas otras guías que ya había leído se había basado en ella. Sin embargo, ninguna de las anteriores ofrecían los detalles que aportaba ese libro.

 - ¿Descubrió algo que no sabía con él?

- Sí, prácticamente el 80% de lo que cuento en mi obra, yo lo desconocía.

- ¿Qué fue lo más sorprendente que descubrió?

- Me impactaron dos historias: la de cómo se decoró el interior de la cúpula, y la del portón central de San Pedro.

- Cuéntenos algún de esos detalles…

- En el caso de la puerta, se trata de una obra de un artista toscano al que el papa de ese momento le pidió una puerta como las del Panteón de Roma, pero manteniendo la original de la basílica de Constantino (la anterior a San Pedro). Tardó doce años en hacerla pero quedó una obra maravillosa.

- ¿Y con respecto a la cúpula?

- En torno a la decoración de la cúpula se esconde un concurso de adjudicación de obra trucado. En él, uno de los participantes denunció al contrario y, por artimañas, consiguió que todas las obras de arte de ese artista fueran entregadas al papado. Con ellas se acabó formando la Galería Borghese de Roma.

- A pesar de que ha descubierto muchos secretos del gran templo ¿ha dejado alguno por desvelar?

- Sí, porque el libro no podía hacerse pesado y quizás si hubiese puesto todo lo que descubrí es lo que hubiese pasado. Por ejemplo me habría encantado contar la historia de la gente que está allí enterrada o algunas historias de la guardia suiza. Como por ejemplo, una que transcurrió durante la Segunda Guerra Mundial, que tiene que ver con los partisanos, la guardia suiza y el embajador alemán del momento.

Según el autor, el papa Francisco está cambiando el modo de ser católico pero sin cambiar los principios y contenidos de la religión.
Según el autor, el papa Francisco está cambiando el modo de ser católico pero sin cambiar los principios y contenidos de la religión.

- Teniendo en cuenta las historias que se ha dejado en el tintero, ¿podríamos verlas en un próximo trabajo?

- Sí,  porque hay historias de sobra para relatar sobre este lugar. Hay que tener en cuenta que el período de construcción del templo son años en los que las mejores mentes de ese tiempo se juntan en 300 metros cuadrados y, ese detalle, hace que se produzcan muchas curiosidades.

- Su anterior obra se titula ‘El papa de la misericordia’, ¿por qué le atribuye este título a Francisco?

- Creo que Francisco es todo ternura y misericordia. Es el nombre espiritual de esta cualidad y él, con toda esa ternura, está escribiendo encíclicas que apenas son leídas por el público. Sin embargo, todos sus buenos gestos con la ternura o misericordia que  muestra, han hecho que sí que lleguen sus mensajes.

 - Usted afirma que el papa Francisco está cambiando el modo de ser católico ¿qué era ser católico antes y en qué lo está modificando el pontífice? ¿Qué le parece esta nueva visión?

- Francisco no está cambiando la fe, sino el modo de vivir esa fe. Hace algunos años ser católico era ir a misa los domingos, no apoyar el aborto y estar en contra de ciertas cosas, mientras que ahora el papa está enseñando que ser católico no es todo rechazo, sino ponerse al servicio de la gente, curar heridas, mostrar propuestas y ponerlas en prácticas. Está cambiando la perspectiva de ser católico pero no sus principios ni su contenido.


Una de las curiosidades que cuenta en su libro es que la Plaza de San Pedro con sus dos brazos de columnatas lo que busca es la sensación de dos brazos que abrazan al peregrino.
Una de las curiosidades que cuenta en su libro es que la Plaza de San Pedro con sus dos brazos de columnatas lo que busca es la sensación de dos brazos que abrazan al peregrino.

Más Noticias de esta sección

Publicidad