No vemos voluntad en la gerencia de la ESE Alejandro Próspero Reverend: Secretario de Salud

El centro de salud de Bastidas es uno de los cuatro centros médicos donde la Secretaría de Salud ha tenido que cerrar temporalmente algunas de sus áreas por no cumplir con los requisitos básicos para un buen servicio.

Distrito
Tamaño Letra
  • Font Size
Hasta el momento los centros de salud de Taganga, Gaira, Bastidas y el IPC de María Eugenia, son los que que no están prestando el servicio óptimo a los usuarios.

Por: Anayancy Vidal H.
Redacción EL INFORMADOR

A raíz de la crisis que hoy existe en los centros de salud de Santa Marta, Julio Salas, secretario de Salud distrital, solicitó a la gerencia de la ESE Alejandro Próspero Reverend, más gestión en los servicios y en la administración de los recursos que están afectando la salud de los usuarios.

Hasta el momento van cuatro centros de salud que no están prestando el servicio óptimo como los son: Taganga, Gaira, Bastidas y el IPC de María Eugenia; este último tuvo que cerrar sus puertas este martes por no tener recursos para la atención al público, motico que causó molestias a la comunidad de esta localidad.

“No vemos voluntad por parte de la gerencia de lo administrativo en mejorar las situaciones que estamos identificando, no hay voluntad de gestionar mejoras en los procesos de atención, no hay voluntad en ajustar procesos administrativos que eviten el gasto incensario de los recursos y los focalicen a la prestación de servicios”, dijo el funcionario.

A través de visitas anuales, por parte de la Secretaría de Salud a las instituciones prestadoras de salud, tanto públicas como privadas, ha tenido que aplicar cierres temporales que por normatividad y obligatoriedad conllevan a la clausura temporal si no hay soluciones inmediatas y que ponen en riesgo la salud de los pacientes, al igual que al personal que trabaja allí. Un ejemplo vivo es el centro médico de Bastidas que, con tres años de haber abierto sus puertas, ya la infraestructura está deteriorada, sin insumos, ni dotación.

“Hemos realizado visitas anuales por parte de la Secretaria de Salud a las instituciones privadas y públicas, y se han han aplicado sanciones y cierres temporales, en este caso, la inspección fue a la ESE Alejandro Próspero Reverend, donde encontramos algunas falencias de algunos servicios y que ponen en riesgo la salud de las personas y se convierte en un factor de riesgo adicional, incluso para el personal que trabaja allí. Ante la identificación de estos problemas no podemos ser omisivos, negligentes y se deben tomar las medidas”, manifestó.

Pese a las juntas directivas en las que han solicitado a la ESE priorizar la atención de la comunidad, insumos y mantenimiento, no ha sido satisfactoria, el funcionario indicó que esta Empresa Social del Estado tiene un presupuesto para el mantenimiento, pero que ha sido ineficiente la gestión, hasta el punto que la misma empresa ha llevado al borde de la liquidación.

“El alcalde no quiere liquidar la ESE, la misma administración es la que ha llevado al borde de la liquidación, los sistemáticos desajustes administrativos y gastos en operatividad es lo que ha llevado a la empresa a un alto riesgo financiero y al borde de la liquidación".
.

Más Noticias de esta sección

Próximos Eventos

Publicidad