Petro insinúa que Duque comparte responsabilidad en crisis venezolana pero fue asesor económico de Chávez

Política
Tamaño Letra
  • Font Size

El pasado lunes en Twitter el senador culpó al Presidente de ser uno de los “mayores responsables” del éxodo venezolano. Acá le ‘quitamos el polvo’ a una entrevista del senador a la revista ‘Dinero’ en 2003, dónde se sentía orgulloso de ser uno de los asesores económico más cercanos del expresidente fallecido.

Es conocido que el senador de la Colombia Humana siempre buscar cualquier punto débil del Gobierno para criticar al Presidente Duque, su antiguo contrincante por la elección presidencial.

Sin embargo, la acusación hecha ayer en Twitter es un poco ‘confusa’ ya que culpa al Presidente colombiano de un éxodo que tiene muchos matices y causas para analizar.

“Hoy es Duque uno de los mayores responsables del éxodo venezolano hacia Colombia al ayudar a bloquear a Venezuela. Es una política que le hace daño a los puestos de trabajo para colombiano(a)s. Sin caer en xenofobia ¿cómo disminuimos el éxodo?: Exportando alimentos a Venezuela” expresó en su primer trino Gustavo Petro.

Para el senador, coincidiendo con la retórica del régimen chavista, los famosos bloqueos económicos serían la causa principal de la crisis venezolana y además acusa a Duque de ayudar a que esta situación se dé. Ante esto hay que aclarar lo siguiente: Estados Unidos es el único que impune sanciones de este tipo, y las viene ejecutando desde hace varios años. Las primeras llegaron en la presidencia de Juan Manuel Santos.

Petro pone como una de las mayores causas de la crisis en Venezuela la relación bilateral entre el actual Gobierno colombiano y el régimen de Maduro, que apenas tiene un año. El éxodo venezolano comenzó hace alrededor de 4 años y según la ONU es la más alta de la historia de Latinoamérica.

El pionero del ‘Neopopulismo’, el asesor estrella de Chávez

Luego de lo asegurado ayer por el senador de Colombia Humana, varios usuarios en redes sociales le recordaron su pasado chavista y como formó parte de una reforma económica que se llevó a cabo en Venezuela que significó el comienzo del deterioro de este sector en el vecino país.

En una entrevista con la Revista Dinero (Que le pertenece a El Tiempo) en 2003, Gustavo Petro expresó ser uno de los asesores más cercanos a Chávez y contó detalles de la reforma económica que se llevaría a cabo, la cual él denominó como el “Neopopulismo”.

Analicemos las palabras dichas por el senador en 2003 y como termino la ‘novela’ en Venezuela a raíz de esas reformas económicas.

P: ¿En qué va el cambio de modelo?

R: Estamos en una etapa de transición de un modelo neoliberal, a otro que yo bautizaría como el neopopulismo.

Neopopulismo, en páginas de internet está resumido de la siguiente manera:  “Aunque el modelo populista como tal tiene sus orígenes en Rusia y Estados Unidos en el siglo XIX, es en América Latina donde el neopopulismo encuentra una permanencia más prolongada con el binomio “populismo de la calle” pero también “populismo en el poder”.

Esto quiere decir sobre el alzamiento al poder de gobiernos de izquierda en su tiempo como lo fueron el de Rafael Correa (Ecuador), Evo Morales (Bolivia), Cristina Kirchner (Argentina) y el propio Hugo Chávez.

P: ¿Cuáles son sus bases?

R: Uno, la reforma agraria, cuya meta es entregar tierras a 100.000 familias. Están interesados en hacer producir su campo y el campo venezolano no producía nada porque el petróleo lo mataba. Dos, el sistema financiero: fortalecer la banca pública para entregar crédito a la pyme. Tres, no privatizar sus sistemas de pensiones ni de salud. Cuarto, el control público del petróleo y quinto, una estrategia comercial ligada a Brasil y Argentina.

Esta respuesta del senador es clave. Ya que varias de esas bases que comenta Petro en 2003 generaron el caos económico en Venezuela. Cuándo se refería a ‘fortalecer la banca pública’, eso significó la expropiación de algunos bancos privados para que estuvieran del control del Estado. Acción que hizo Chávez al expropiar dos de las principales bancas del momento para convertirlas en ‘Banco Venezuela’ y ‘Banco del Tesoro’, dos entidades que a día de hoy la segunda prácticamente está por desaparecer y la primera es cuenta con un sinfín de problemas económicos.

Otras de las partes claves de la respuesta están en la frase ‘control público del petróleo’. A esta el senador se refirió al control político de PDVSA (Petróleos de Venezuela) empresa que funcionaba de forma parecida a Ecopetrol, es decir, con manejo entre Estado y sector privado. Chávez alrededor de esos años, tomó el control total de PDVSA. ¿El resultado? Vayamos a la cifras: sin irnos muy lejos, de acuerdo con cifras de la agencia Bloomberg, las ventas de petróleo venezolano cayeron en septiembre pasado hasta los 495.000 barriles diarios, lo que implica un retroceso hasta el año 1950, cuando se ubicaron en 488.962 barriles al día. Chávez, luego de despedir a más de 35mil empleados de dicha empresa, vaticinó en 2002 que para 2019 Venezuela produciría 6 millones de barriles diarios.

Hay que recordar la importancia que este punto tiene, ya que la venta de petróleo es el mayor ingreso económico que tiene Venezuela.

P: ¿Qué pasa con el sector empresarial?

R: El gobierno Chávez ha querido incentivar la construcción de un nuevo empresariado, que intenta captar los mercados que dejan los viejos empresarios. Hasta ahora es muy incipiente y nadie garantiza que ese empresariado surja, lo que hubiera sido una oportunidad para el empresariado colombiano. El mayor ganador de la crisis venezolana habría podido ser el empresariado colombiano, pero desgraciadamente le apostó al viejo empresariado.

Ese “incentivar la construcción de un nuevo empresariado” a la que se refería el senador Petro terminó siendo la expropiación de miles de centenares de empresas productoras de alimentos y rubros que Chávez consideró malas para la economía venezolana por sus políticas 'capitalistas'.

Esta seguidilla de expropiaciones al empresariado privado del país vecino quebró gran parte de ellas (ya que el Estado no tenía el sustento suficiente de mantenerlas a todas, además por la corrupción y el dudoso manejo que se le dio a ellas, en su mayoría controlada por militares) y además alejó la inversión extranjera, convirtiendo a Venezuela en un país prácticamente sin producción (ni privada o pública) y con escasas empresas privadas.

Queda claro que para Petro la culpa de lo que ocurre en Venezuela nunca será de los que la han gobernado durante estos últimos 20 años, prefiere irse por las vertientes.

Lo que las cifras y testimonios de propios venezolanos expresa es que el gran culpable del éxodo del país vecino y de la crisis económica es la gestión que ha tenido el país durante los últimos 20 años, y por supuesto también, de sus asesores internacionales.