El video de Petro recargado

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Rafael Nieto Loaiza

Rafael Nieto Loaiza

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Petro se contradice una y otra vez. El día en que se hizo público, dijo que el video es “del año 2005 donde un amigo mío, Simón Vélez, me presta un dinero”.

Después acepta que él es Juan Carlos Montes. Vélez dice que nunca le ha prestado. Entonces, el senador gira: es un “aporte”. En otro trino, dice que “se habla del anticipo que acabo de hacer aprobar para campañas electorales presidenciales. Yo apoyo a Navarro”. Navarro también lo desmiente. Petro recula de nuevo y dice que “Simón debe aclarar si lo hizo a título de préstamo o aporte”. Más tarde, en entrevista con Vicky Dávila, vuelve a decir que era un “préstamo” y que era para su campaña.

En un video de facebook dice que “la imagen la conocí en el 2015 porque el que la graba me la presentó”. Con Vicky matiza  para decir que fue en el 2015 “aproximadamente”. Y que cuando lo conoció entró “en depresión”. “No entiendo como a un amigo se le graba”, agrega. Dice también que “si Macias me deja hablar yo no habría tenido certeza de que fecha era”.

Si Petro conoce el video en el 2015, ¿cómo se explica que primero diga que el dl video era Vélez y solo después que era Montes? Si para él fue tan impactante que se deprimió, ¿cómo es que no sabe ni siquiera el año exacto?, no habría sabido la fecha si lo hubieran dejado intervenir en el Senado y ahora la fecha es “2015 aproximadamente”. ¿Cómo es que no sabe si es préstamo o aporte o anticipo? Y ¿no habló con Vélez desde 2015 para aclararlo si era tan amigo? ¿Y por qué en un caso es para Navarro y en el otro para una campaña suya?

Tampoco es claro sobre el video mismo. En un trino dice que fue grabado “sin su voluntad”. En facebook en cambio dice que él “había observado la cámara de casete VH5 que apuntaba a la mesa” y que le “dieron ganas de apuntarla a otro lado pero no tenía nada porque desconfiar”. Es decir, aceptó que lo grabaran. Primero se quejó de que no tenía sonido, después en facebook que “el audio del video lo dice todo”. Los audios conocidos son muy malos y en las partes sin problemas de sonido no dicen lo que Petro sostiene que se oye. Pero Petro aclara que  “tenemos el original del video con su vieja tecnología”. Pero el día siguiente, con Vicky, sostiene que “el que menos tiene ese video soy yo”. ¿Lo tiene o no lo tiene? Si lo tiene, que lo entregue. Tendríamos plena claridad sobre su contenido. Si no lo tiene, que es su última versión, lo debe tener Montes, con quien Petro ya habló. Pero si no lo tiene ¿con qué audio afirma lo que afirma en facebook para exculparse y que no se oye en el audio conocido?

Sobre el propósito de la grabación y quien lo entrega también tiene versiones distintas. En los trinos dice que  “no entiendo porque no dicen la verdad. El video lo entregó la misma fiscalía”, que “creo que el que lo hace [grabar] lo hace con intención de ponerme bajo chantaje en búsqueda de posibilidades de empleo futuro. Por eso dura 14 años guardado y creo que con la pérdida de la presidencial se deciden a venderlo”, y que “el problema está en que quien lo vendió también vende una declaración falsa”. En facebook en cambio sostiene que “lo extraen del computador de Juan Carlos pagando hackers poderosos… el video fue extraído criminalmente por criminales” y con Vicky le quita cualquier afán extorsivo a la grabación de Montes. Si Montes lo grabó, ¿fue para documentar su vida, como Petro ha dicho que le gusta a su amigo? ¿O tenía otro propósito? Si el video es inocente, ¿para qué grabar? ¿Y por qué se lo lleva Montes a Petro cuando lo echan de su puesto en la administración? ¿Por qué Petro pasa de su versión de que lo entregó la Fiscalía a que lo venden y de ahí a la versión del hacker? ¿Y si Petro ya sabía desde el 2015 que lo había grabado Montes, por qué no lo dijo desde el principio? Y porque primero, sin nombrarlo, dice que Montes (“el que lo hace’)  “quiere ponerlo bajo chantaje”, si en el 2015 no lo extorsionó? ¿Y cómo podría extorsionarlo si todo es sano?

Puedo seguir. No tengo espacio. No sé cuál será la verdad. Y no sé si detrás de todo habrá una conducta ilícita. Pero no hay duda de que todo es absolutamente sospechoso y maluco, muy maluco. 

Más Noticias de esta sección

Publicidad