El circulo de la necesidad

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Oscar Bravo Rojas

Oscar Bravo Rojas

Columna Sociológica

e-mail: [email protected]
Cuando hablamos de círculo, se nos viene a la mente algo redonda, algo en que no se puede salir, de ahí que se habla de círculo vicioso. En esta oportunidad me referiré a un nuevo termino llamado círculo de la necesidad, y no es más que es el inconformismo permanente que tiene el ser humano no importa lo que tenga, es un deseo desmedido por tener, tener, hasta que la vida se le vuelve un círculo vicioso de necesidad.


La sociedad actual, que le interesa más la forma que el contenido, donde interesa más el funeral que el muerto, la boda más que el amor, el dinero más que los principios, ha creado el círculo de la necesidad, para esclavizarnos de manera sutil hasta convertirnos en unos meros consumidores de un capitalismo despiadado e insensible, que a la postre después de ver que cada una de sus necesidad han sido supuestamente satisfechas, queda un vacío existencial terrible, que obliga a este ser a crearse nuevas necesidades, especialmente de tipo material, cayendo en el mismo circulo.

Comparto el criterio que la vida si está llena de necesidades, las cuales hay que suplirlas, pero no ser sujetos pasivos de las mismas, pues lo contario seria el otro extremo que nos lleva al conformismo y a la mediocridad, que hace que no tengamos ningunas expectativas o deseo de superarnos.

Un amplio sector de las clases sociales, sin distingo alguno, se han creado patrones de comportamiento y consumo que los absorbe completamente, haciendo parte integral de sus identidades sociales. El poseer casas lujosas, mansiones, fincas, autos, avionetas, y demás bienes materiales es la meta y el diario vivir de algunos individuos, olvidándose que finalmente como dijo el Maestro y Salvador que la felicidad o la vida del hombre no depende de los bienes que posee, sino en el servicio de amor que debe darle a sus congéneres.

La solución para este fenómeno sociológico llamado circulo de la necesidad es el contentamiento, como teólogo que soy y de acuerdo a mi experiencia personal, tomo como base lo expuesto por el apóstol Pablo, quien dijo he aprendido a contentarme cualquiera sea mi situación, tanto para tener abundancia como para tener escases, como para padecer necesidad y estar bien, estar saciado como tener hambre. Pero este hombre que venía de alta alcurnia, y era rico en bienes materiales, llego finalmente a esta conclusión, que considero muy particularmente debiera ser la nuestra; contentarnos y compartir las bendiciones recibidas con nuestros semejantes, especialmente los que más necesitan de nosotros.

Los invito a salir de ese círculo de necesidades a partir de hoy, a la postre como dijera el mismo Apóstol, pues nada traemos hasta mundo y nada del mismo nos llevaremos. Todavía no se ha visto el primer funeral con trasteo a bordo, y lo peor que el fallecido lucre nuevamente de lo que dejo en su círculo de necesidades. Vivamos para servir y compartir las bendiciones con los demás, pues el Salvador nos dice que más bienaventurada cosa es dar que recibir, y la recompensa de esas magnas obras las tendremos en esta vida y en la eternidad. Y finalmente lograremos el propósito por el cual fuimos creados: Compartir y ser feliz a los demás y a nosotros mismos.
Publicidad