Aguas residuales llenan las casas en Alto Tayrona

El agua de alcantarilla sale por los baños de las viviendas, llenándolos en su totalidad.

Distrito
Tamaño Letra
  • Font Size
La comunidad denuncia problemas con el alcantarillado que rebosa hasta por los sifones de los baños e inodoros y las viviendas se inundan.

A diario deben hacer sus necesidades fisiológicas en bolsas plásticas, cavar huecos para enterrar los desechos y bañarse en la puerta de la casa.

Por: Angelina Guzmán.
Colaboradora especial
Fotos: Edgar Fuentes.

Habitantes del barrio Tayrona, parte alta, denuncian que viven permanentemente en medio de aguas residuales que pasan no solamente por sus calles, ahora llevan casi un mes soportándolas dentro de las propias viviendas, el alcantarillado se tapa y el agua se devuelve o se rebosa y sale por los patios, tuberías de los baños, retretes y los olores son insoportables.

Alcantarillado colapsado

El problema se intensifica aún más en temporadas de lluvias debido a que el alcantarillado colapsa, se desborda y comienza a filtrarse por debajo de las casas. La Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta, Essmar, no ha podido atender esta emergencia en materia de salubridad, que hoy tiene a la comunidad preocupada por la alta exposición a enfermedades y bacterias.
Los habitantes deben lidiar con el problema del alcantarillado en las viviendas y se suma la escasez de agua potable.
Los habitantes deben lidiar con el problema del alcantarillado en las viviendas y se suma la escasez de agua potable.

Hacen sus necesidades fisiológicas en bolsas

En estos momentos se presenta un caso muy alarmante que es el de una habitante del sector y cuya identidad no quiso revelar. Junto a ella viven dos personas con serias complicaciones de salud, una que padece una enfermedad terminal y otra con discapacidad. Por causa de la problemática que aqueja a estas personas, estas duermen en medio de la humedad, los mosquitos y los malos olores y a diario deben hacer sus necesidades fisiológicas en bolsas plásticas, cavar huecos para enterrar los desechos y bañarse en la puerta de la casa.

Tras esta situación, los habitantes contratan a alguna persona para que se encargue de llevarse las bolsas con las heces fecales y las entierre en la calle, ya sea con tierra o simplemente ponen una montaña de basura para que las tape, o las arrojan a un cerro cercano.

“Estamos viviendo en la mierda” es el término que utilizó la mujer para describir tan dramática situación al estilo siglo XVIII.

Manjoles saturados

Clara Hernández Vázquez, presidente de la Junta de Acción Comunal, JAC, del barrio Tayrona, parte alta, explicó lo siguiente: “Los manjoles están con mucho sedimento y esto ocasiona de que en las casas no estén bajando las aguas, por lo contrario, están saliendo por los baños, por los patios todas esas aguas negras. Nosotros hemos hecho varios reportes a la empresa Essmar y desafortunadamente no hemos tenido respuesta para que se pueda acercar el personal y nos ayuden en la solución de esto”.
Las aguas residuales salen por los retretes, por lo que las personas han tomado como medida hacer sus necesidades fisiológicas en bolsas plásticas.
Las aguas residuales salen por los retretes, por lo que las personas han tomado como medida hacer sus necesidades fisiológicas en bolsas plásticas.

Piden ayuda

Asimismo, Hernández Vázquez, a través de EL INFORMADOR, envía un mensaje a la empresa Essmar y la administración distrital, para que atiendan el llamado lo más pronto posible, puesto que la situación es alarmante. “A la empresa Essmar, tenemos más de 20 días con muchos reportes realizados y hasta el momento no se acercan a solucionar. Al señor Gerente de Essmar ¿será que quedó corto de personal en actividades tan necesarias como estas de alcantarillado? Agradezco nos presten el servicio para solucionar esta situación que estamos viviendo, porque sin agua potable buscamos como solucionar, pero con aguas negras en nuestras casas definitivamente no se puede.

A la administración solicito el apoyo en este caso porque de las casas que están padeciendo con esta situación en especial tenemos una familia con una persona discapacitada y una mujer con cáncer, personas de escasos recursos que viven desde hace algunas semanas en estas pésimas condiciones por falta de asistencia de parte de la empresa de servicio”.

“Estamos viviendo en la mierda” es el término que utilizó la mujer para describir tan dramática situación.

Un asunto de emergencia sanitaria
Un asunto de emergencia sanitaria
Un asunto de emergencia sanitaria
Un asunto de emergencia sanitaria
Un asunto de emergencia sanitaria
Un asunto de emergencia sanitaria
Previous Next Play Pause

Más Noticias de esta sección

Publicidad