Abogada nuestra en Los tribunales de Dios

Actualidad
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Cercanos a esta gran fiesta mariana dejamos el rezo de la novena, correspondiente al segundo día, para pedir la intercesión de la Virgen María ante Dios.

Segundo Día

¡Oh Santísima Virgen de Guadalupe! ¡Qué bien se conoce que eres Abogada nuestra en el tribunal de Dios, pues esas hermosísimas manos que jamás dejan de beneficiarnos las juntas ante el pecho en ademán de quien suplica y ruega, dándonos con esto a ver que desde el trono de gloria como Reina de los Ángeles y hombres haces también oficio de abogada, rogando y procurando a favor nuestro!

¿Con qué afectos de reconocimiento y gratitud podré pagar tanta fineza? Siendo que no hay en todo mi corazón suficiente caudal para pagarlo.

A ti recurro para que me enriquezcas con los dones preciosos de una caridad ardiente y fervorosa, de una humildad profunda y de una obediencia pronta al Señor.

Esfuerza tus súplicas, multiplica tus ruegos, y no ceses de pedir al Todopoderoso me haga suyo y me conceda ir a darte las gracias por el feliz éxito de tu intermediación en la gloria. Amén

Se dicen las intenciones de la novena y se reza un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria.





Más Noticias de esta sección

Publicidad