Olivia Newton-John, la estrella del pop que siempre será Sandy

Actualidad
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Los Ángeles (EE.UU.), 8 ago (EFE).- La cantante y actriz Olivia Newton-John, nacida en Cambridge, Reino Unido, y que falleció este lunes de cáncer de mama a los 73 años, deja un legado artístico de más de cuatro décadas en la élite del pop tras alcanzar el estrellato gracias a la película musical "Grease" (1978).

Newton-John fue una de las personalidades más influyentes de la industria del pop desde la década de los setenta y, entre otros galardones, consiguió hacerse con cuatro premios Grammy durante su carrera

El año pasado reeditó su exitoso álbum "Physical" (1981) tras mantenerse inactiva debido a su enfermedad desde 2016, cuando publicó su último disco: el navideño "Friends For Christmas".



La artista británica criada en Australia llevaba 30 años luchando con un cáncer de mama y se había erigido como un símbolo de lucha para mujeres de todo el mundo que sufrían esta enfermedad gracias a su entereza.

Le podría interesar: Muere Olivia Newton-John a los 73 años

Según el comunicado que su marido, el magnate John Easterling, difundió hoy en el perfil oficial de la actriz en Facebook, la recordada como Sandy en el filme "Grease" falleció "pacíficamente" en su rancho ubicado en el sur de California.



Hija del matrimonio entre un galés y una judía alemana, Newton-John dejó Cambridge y emigró a Australia a los 5 años junto a su familia debido a que su padre fue contratado como profesor universitario en Melbourne. Su abuelo materno fue el físico y matemático Max Born, discípulo de Albert Einstein que obtuvo el Premio Nobel de Física en 1954.

Desde muy joven, Newton-John mostró gran interés por la música, formando a los 17 años su primer grupo, Soul Four, que ganó un concurso para nuevos talentos cuyo premio fue una presentación en Inglaterra.

Sin embargo, la banda acabó disolviéndose y Newton-John inició una carrera en solitario grabando su primer disco, titulado "If Not For You", en 1971.



En pocas semanas, se colocó entre los diez primeros títulos de las listas de éxitos ingleses y entre los veinte primeros de las americanas. Incluso la reina Isabel II le impuso en Buckingham la medalla de la Orden del Imperio Británico.

Su repercusión internacional fue tal que en 1974 ya había conseguido arrasar en Estados Unidos con el tema "If You Love Me Let Me Know", que le granjeó tres premios Grammy.

Este mismo año se presentó a Eurovision por Reino Unido y quedó en cuarto lugar.

Newton-John era una de las cantantes más comerciales del momento, pero también le atraía la gran pantalla y en 1973 rodó varios "especiales" para televisión que gustaron a la crítica.

Su momento cumbre llegó en 1978 cuando le presentaron al productor estadounidense Allan Carr, que cayó rendido a los encantos de la artista y a los pocos días le llamó para realizar unas pruebas con John Travolta.

Así se forjó su fichaje para la película musical "Grease", que protagonizó junto a Travolta y causó verdadero furor, convirtiéndose en el musical más taquillero de Hollywood.

La actriz recibió tres sencillos de oro por las canciones "You Are The One That I Want", "Summer Nights" y "Hopelessly Yo You", ya que cada una de estas melodías vendieron más de un millón de copias.


Después de "Grease", Newton-John aceptó participar en producciones cinematográficas como "Xanadú" (1980), pero no contaron con una gran aceptación por parte del público.

De vuelta a la música, en 1985, sacó al mercado su disco "Soul Kiss" y cinco años después vio la luz su siguiente álbum, "Warm and Tender", que figuró en las listas de éxitos del momento.

A lo largo de su carrera, la cantante logró cinco números uno en las listas estadounidenses, incluyendo sus clásicos "Physical," "Have You Never Been Mellow" y "You're the One That I Want", este último parte de la banda sonora de Grease.

Compatibilizó su carrera musical con su línea de ropa, llamada Koala Blue, que sacó en los ochenta, pero que no obtuvo los resultados esperados y acabó llevándola a la bancarrota.

La prolífica artista consiguió recomponerse económicamente de este varapalo, aunque los problemas volverían a su vida en agosto de 1992, cuando fue diagnosticada de cáncer de mama.

La enfermedad marcó un punto de inflexión en la vida de la cantante, quien, tras un parón de más de dos años, reapareció con el disco "Gaia: One Woman's Journey" (1994).


Al remitir la expansión del cáncer, Newton-John se involucró en proyectos musicales, como "Back With a Heart (1998), Indigo (2004), Stronger Than Before (2005), "This Christmas" (2012), en colaboración con Travolta, y "Summer Nights" (2015), un directo en Las Vegas (EE.UU.).

Su enfermedad se agravó en 2017, 25 años después de ser detectada, extendiéndose por su espalda y provocando que entrara en un estadio 4 de metástasis que la mantenía alejada de los focos.

Quizás le interese: Muere la actriz Nichelle Nichols, que encarnó a Nyota Uhura de "Star Trek"

A su legado como estrella pop y sus exitosas apariciones en la gran pantalla, se suman su incansable apuesta por la investigación sobre el cáncer y su defensa del medioambiente y la infancia, siendo Embajadora de Buena Voluntad del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente desde 1978.

La artista se casó en tres ocasiones: la primera en 1984 con el actor Matt Lattanzi, con quien tuvo una hija y estuvo 11 años.

Posteriormente, se unió al operador de cámara Patrick McDermott, que desapareció durante una excursión en barco en extrañas circunstancias, y más tarde contrajo matrimonio con el que era su marido actual, John Easterling. EFE