Festividad del Inmaculado Corazón de María

El Inmaculado Corazón de María es una devoción católica usada para referirse a la vida interior de la Bienaventurada Virgen María, sus gozos y tristezas, sus virtudes y su perfección y, sobre todo, su amor de mujer Inmaculada por Dios Padre, su amor maternal por Jesús y por los hombres.

Actualidad
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


 La Iglesia Católica celebra hoy esta fiesta, un día después de la conmemoración del Sagrado Corazón de Jesús.


El Inmaculado Corazón de María es una festividad que los católicos aprovechan para exaltar el amor y la entrega de su corazón a toda la humanidad.
La celebración de esta fecha la estableció el Papa Pío XII en 1944 para que, por intercesión de la Madre de Dios, se obtenga “la paz entre las naciones, libertad para la Iglesia, la conversión de los pecadores, amor a la pureza y la práctica de las virtudes”.

Durante las apariciones de la Virgen de Fátima en 1917, la Madre de Dios le dijo a Lucía: “Jesús quiere servirse de ti para darme a conocer y amar. Quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón”.

“A quien le abrazare prometo la salvación y serán queridas sus almas por Dios como flores puestas por mí para adornar su Trono", dijo entonces la Virgen María.
El Corazón de María, expresa el corazón físico que latía en el pecho de María, que entregó la sangre más pura para formar la Humanidad de Cristo, y en el que resonaron todos los dolores y alegrías sufridos a su lado; y el corazón espiritual, símbolo del amor más santo y tierno, más generoso y eficaz, que la hicieron corredentora, con el cúmulo de virtudes que adornan la persona excelsa de la Madre de Dios.

El dato: San Juan Pablo II declaró que esta fiesta es obligatoria y no opcional. Es decir, debe celebrarse en todo el mundo católico.



Más Noticias de esta sección

Publicidad