Virgen María Auxiliadora, la que atiende nuestro llamado

María, auxilio de los cristianos es un título antiguo dado a María, madre de Jesús.

Actualidad
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Desde 1814 los católicos de todo el mundo celebran hoy el Día de María Auxiliadora con motivo de devoción a fin de evitar peligros en sus vidas.

En el siglo XVI, el Papa San Pío V, gran devoto de la Madre de Dios, después de la victoria del ejército cristiano sobre los musulmanes en la batalla de Lepanto, mandó que se invocara a María Auxilio de los cristianos en las letanías, estipulando el 24 de mayo como el Día Virgen María Auxiliadora, el pronto auxilio de los cristianos. En Santa Marta la Parroquia La Eucaristía llevó a cabo una serenata en homenaje a María Auxiliadora.

“En el cielo nos quedaremos gratamente sorprendidos al conocer todo lo que María Auxiliadora ha hecho por nosotros en la tierra”, decía San Juan Bosco, gran propagador del amor a esta advocación mariana que ha estado en la Iglesia y las familias cristianas desde antiguo ante los tiempos difíciles.

Los cristianos de los primeros siglos llamaban a la Virgen María con el nombre de Auxiliadora. Tanto así que los dos títulos que se leen en antiguos monumentos de oriente son: Madre de Dios (Teotokos) y Auxiliadora (Boetéia).

Leer también: Noveno día de la novena de la Virgen María Auxiliadora

San Juan Bosco, a quien la Virgen se le apareció en sueños para que le construyera un templo con el título de Auxiliadora. Es así que el Santo inició dos monumentos: el físico que es la Basílica de María Auxiliadora de Turín y el ‘vivo’ conformado por las Hijas de María Auxiliadora.

“Confiad siempre en Jesús Sacramentado y María Auxiliadora y veréis lo que son milagros”, afirmaba San Juan Bosco.

Significado de la expresión ‘María Auxiliadora’

Con el adjetivo ‘auxiliadora’, los católicos significan que la Virgen María trae consigo el ‘auxilio’ de Dios, Jesucristo. Como Madre del Redentor, por fuerza y mérito de la corredención, los católicos la contemplan como la ayuda de la humanidad necesitada de redención; lo es también de cada individuo, al considerarse la Madre espiritual de todos.

El dato: Durante su viaje apostólico a Turín en 2015, el Papa Francisco dijo que fue educado en una escuela salesiana y que aprendió a amar a María Auxiliadora durante su infancia.




Más Noticias de esta sección

Publicidad