¿Mi pareja me espía a través del celular?

El ‘stalkerware’ es un software disponible comercialmente que permite vigilar a la pareja. Cuando el ciberacosador lo instala ocultamente en el teléfono o la tableta de la víctima, el programa permite acceder al contenido del dispositivo: mensajes, información de llamadas, ubicaciones GPS y fotos.

Actualidad
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Los ciberacosadores usan programas invisibles o 'stalkerware' para vigilar a sus parejas a través de sus dispositivos móviles sin su conocimiento, obteniendo una información que facilita la violencia doméstica y de género y los abusos.
El ‘stalkerware’ es un ejemplo de cómo las tecnologías pueden convertirse en un riesgo para nuestras vidas, ya que este software disponible comercialmente permite a una persona vigilar a su pareja, facilitando la violencia de género y doméstica, así como el acoso y el abuso sexual, según la CAS.

Este tipo de ‘software’ puede registrar las pulsaciones de las teclas del teléfono y también permite a la persona que monitoriza un dispositivo ajeno, acceder a los mensajes de texto, información de llamadas, ubicación por medio de GPS, y actividad en las redes sociales, todo ello sin que el usuario espiado sepa que está funcionando.

Tras instalar una aplicación (‘app’) de ‘stalkerware’ en los dispositivos Android o iOS de la víctima (‘smartphones’ y ‘tablets’) la persona que la espía obtiene acceso a múltiples datos personales, aunque esté lejos de la persona espiada, según explica la CAS.

El ‘stalkerware’ oculta su presencia, por lo que la víctima no observa en la pantalla ningún icono de la ‘app’ espía ni es notificada de que la están monitorizando a distancia o que se están compartiendo sus datos, puntualiza esta organización. (https://stopstalkerware.org/es).

Sin embargo, el ‘stalkerware’ se puede delatar a sí mismo por medio de una serie de signos, que la persona debe buscar para detectarlo si sospecha que está siendo espiada.

Por ejemplo, este tipo de programas requieren el acceso al micrófono y a la cámara del dispositivo, así como acceder a los datos de ubicación, los mensajes de texto, las llamadas y otras funciones importantes.

Por eso, una forma de detectarlos consiste en comprobar en el menú de ajuste del dispositivo, qué aplicaciones tienen muchos permisos de este tipo y, si no se reconoce o recuerda haber instalado alguna de estas “apps”, entonces podría tratarse de ‘stalkerware’, de acuerdo a la CAS.

Asimismo, para instalarlo, el atacante necesita tener acceso físico al dispositivo, por lo que conviene reflexionar sobre quien o quienes podrían haber accedido a nuestro móvil o ‘tablet’, añaden.

Por otra parte, el funcionamiento el ‘stalkerware’ consume muchos datos móviles y electricidad para enviar la información que recaba a la persona que está rastreando el teléfono, por lo que una vida corta de la batería, un consumo de datos demasiado elevado o un rendimiento lento del dispositivo, pueden ser indicios de que tiene instalado este tipo de programas.

Para minimizar los riesgos, según la CAS, es aconsejable proteger los dispositivos con contraseñas robustas, y nunca desvelarlas a nadie, ni siquiera a los familiares, así como evitar usar el desbloqueo con huella dactilar o mediante Face ID (detección facial), ya que estas tecnologías se pueden sabotear fácilmente, según esta misma fuente.



Más Noticias de esta sección

Publicidad