¡Sueño cumplido! El joven con el nombre más corto de Colombia estudiará en Barranquilla

Actualidad
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Este viernes, llegarán a la ciudad de Barranquilla 6 Martínez y su hermana Meridiana Maffael Martínez Medina, en compañía de sus padres, Emilse de Jesús Martínez Alfaro y Rafael Cenobio Medina Brochero, quienes tienen nombres circunstanciales y únicos en el mundo.

Desde que se conoció la historia de 6 Martínez, la Universidad Autónoma del Caribe le otorgó una beca para que pudiera iniciar sus estudios de pregrado; pero antes, invitó al joven y a su familia para que  puedan conocer la Alma Mater y posteriormente visitar algunos medios de comunicación.

6 se volvió viral en las plataformas digitales tras conocerse que tenía el nombre más corto del país. De hecho, el nombre de este joven magdalenense se ubica entre los más cortos  a nivel mundial; ya que está identificado en la cédula de ciudadanía con el número y no con las palabras que componen el 6. Sin embargo, la idea de colocar nombres únicos y pocos usuales fue de sus padres, quienes también lo hicieron con su hermana al llamarla Meridiana por nacer a las 12 en punto. 

La historia

Meridiana Maffael, abrió las ventanas del mundo el día 30 de enero del 2021, ella fue titulada con ese nombre debido a que nació a las 12 meridiano, según la doctora Rosalía Machado Guzmán, quien exclamó que había nacido a las 12 en punto.

Con ella, surgió la iniciativa de colocar en primera instancia el apellido materno y después el paterno, decisión que fue tomada mediante concertación entre los progenitores, por lo que más tarde con registro de nacido vivo emitido por la ESE Nuestra Señora Santa Ana se presentaron a la Registraduría del municipio.

El registrador que apoyó a la familia para lograr hace 20 años la inversión de los apellidos fue Ciro Muñoz, quien se sorprendió al conocer la insinuación, hizo un gesto con los hombros más de aceptación que de rechazo; y dijo sin vacilaciones  “bueno si ustedes lo decidieron, ustedes responden por lo que decidieron”.

Posteriormente, nació el único hijo varón y comenzaron a buscar el nombre y no se llegaba a ningún acuerdo, hasta que por fin se tomó la determinación de registrarlo con el nombre de 6 Martínez Medina por ser el número 6 de todos sus vástagos, pero al llegar a la Registraduría el registrador de ese momento, Alfredo Ospino Medina  manifestó que no tenía ningún problema, sin embargo, que la normativa no lo permitía.

De ahí, inició un proceso para lograr colocar los apellidos primeros de la madre y luego el del padre, el notario Julio Martín Larios de la Hoz, también manifestó que eso era inconstitucional, pero la insistencia de los esposos ligados a la “amenaza” de hacer una protesta, permitió que el notario admitiera la petición.

Leer también: Bureche School se recertifica internacionalmente en felicidad

A Rafael Medina Brochero también le tocó declararse objetor de conciencia, para ejercer presión. Luego, les solicitaron dos testigos y una exposición de motivo que justificara la solicitud; en el acto se consiguieron los testigos y la motivación fue “la mujer dura 9 meses con los hijos en el vientre, al nacer vienen las orinadas, las defecadas, las vomitadas, las trasnochas y otros inconvenientes”.

Y bajo ese argumento, Rafael dijo con fuerza visceral  “yo quiero invertir el orden de los apellidos con el propósito de hacer un homenaje a las mujeres, no solo a mi mujer, no, es un acto de reivindicación a las mujeres del mundo porque los hijos en un 90 por ciento son de ellas”.




Más Noticias de esta sección

Publicidad