Estrellas contra el linfoma

Jeff Bridges ha tenido que enfrentarse a esa noticia, que tiene pronostico favorable. Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, existen más de 60 tipos de linfoma, en función del tipo de células inmunes afectadas y de los biomarcadores implicados.

Entretenimiento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El actor Jeff Bridges, protagonista de la película “The Big Lebowski”, ha anunciado recientemente que padece un linfoma. *Otros personajes famosos ya libraron esa batalla y en muchos casos la ganaron.

Recibir un diagnóstico de cáncer nunca es fácil. Jeff Bridges ha tenido que enfrentarse a esa noticia y así lo reflejaba en sus redes sociales: “Me han diagnosticado un linfoma. Aunque es una enfermedad grave, me siento afortunado de tener un gran equipo de médicos y el pronóstico es bueno”.

Otros personajes famosos también tuvieron que afrontar un diagnóstico de linfoma y someterse a tratamiento, como ahora hace Bridges, para superar la enfermedad.
Actores, cantantes y políticos de distintos lugares del mundo han conseguido vencer al linfoma. Es el caso de Michael C. Hall, muy conocido por dar vida al protagonista de la exitosa serie “Dexter”, en la que interpretaba a un especialista forense de la policía de Miami con una vida nocturna un tanto particular.

Afecta a los linfocitos

El cantante puertorriqueño Draco Rosa, la actriz española Concha Velasco o la expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff, también superaron un linfoma.

Esta enfermedad tampoco pudo con Mister T, el mítico M.A. Barracus de la serie “The A-Team”. De hecho, a Mister T le diagnosticaron un tipo de linfoma no Hodgkin denominado linfoma de células “T”. “¿Puedes creerlo? Cáncer con mi propio nombre. Cáncer personalizado”, comentó a la revista “Coping with Cancer”.

Sin embargo, también hay personajes célebres que no tuvieron tanta suerte, como Jacqueline Kennedy, el cantante Joey Ramone o el actor Andy Whitfield, protagonista de la primera temporada de la serie televisiva “Spartacus: Blood and Sand”. Todos ellos fallecieron a causa de un linfoma.

El linfoma es un tipo de cáncer que afecta al sistema linfático, concretamente a los linfocitos, que son células defensivas.

“El sistema linfático está formado por finos conductos que se ramifican por todo el cuerpo y transportan un líquido incoloro llamado linfa, que contiene un tipo de glóbulos blancos denominados linfocitos B y T. Los linfocitos B generan anticuerpos para combatir infecciones y los linfocitos T destruyen virus y células extrañas y activan a los linfocitos B para que generen anticuerpos”, explica Antonio Rueda, miembro de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).



Próximos Eventos

Más Noticias de esta sección

Publicidad