¡Feliz Día del Amor y la Amistad!

Entretenimiento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


La importancia del apoyo mutuo entre parejas

En este día, los colombianos celebran las relaciones amistosas y las amorosas, convirtiéndose en un día en el que las muestras de cariño, generalmente, son desbordantes.

En esta ocasión, EL INFORMADOR cuenta la historia de dos matrimonios que han logrado mantenerse a lo largo de los años gracias al respeto y al amor incondicional. 

Hoy sábado 19 de septiembre, en Colombia se celebra el día de la Amor y la Amistad, una fecha en la que, tradicionalmente, las parejas y los grupos amistosos se demuestran su cariño con la entrega de regalos y celebraciones grupales.

Este año, la pandemia por coronavirus está obligando a las personas a aplicar el distanciamiento social para prevenir el contagio, no obstante, es una festividad que no pasa desapercibida y en la que es válido reconocer lo importante que es apoyo entre parejas para construir una relación estable y duradera.

Angélica Guzmán y Honorio Henríquez, 14 años de amor y servicio

Como una relación basada en el servicio, llena de un amor y respeto incalculable describe Angélica Guzmán su matrimonio con el senador de la República, Honorio Henríquez. Según cuenta, se conocieron muy jóvenes cuando ella apenas cursaba noveno grado de bachillerato y quedó encantada con la letra de quien sería su esposo, en ese momento hubo un intercambio de cartas escrita a manos, pero no fue hasta después de varios años que lograron establecer contacto directo y constante.

Estando ya en la universidad, recibió una inesperada llamada de Honorio en la que se limitó a saludarla y a recordarle aquella carta que recibió a su nombre cuando era una adolescente. “Él me refresca la memoria, me dice ‘me gusta cómo escribes y me quiero conocer contigo’. En ese momento me asusté”, cuenta Angélica, quien alegaba que sus papás no la dejarían salir con alguien que no conocían, pues cuidaban mucho de su hogar.

Fue así como empezaron a conocerse a través de llamadas telefónicas, durante casi seis meses mantuvieron contacto exclusivo por teléfono, mientras entrelazaban una fuerte amistad. Finalmente tuvieron la oportunidad de verse en un evento y, aunque ella se encontraba muy nerviosa por este primer encuentro, la conexión fue casi inmediata.

“El día que nos ennoviamos sabíamos que nos íbamos a casar y hoy en día ya tenemos 14 años de matrimonio y tres hijos”, rememora.

Así mismo, destaca que conoció a su compañero de vida siendo un hombre al servicio de la sociedad, laborando desde el sector público, y en su casa siempre le inculcaron los valores para mantener una relación en la que el hombre vela por la familia.

“Desde pequeña yo veía a mi papá servirle a la sociedad y mi mamá siempre nos hablaba con amor de él cuando mi padre se encontraba trabajando. Yo fui creciendo con esa enseñanza, entonces desde que supe que Honorio era un servidor público y que hacía las cosas bien, acepté el reto”, afirma.

A pesar de tener que aceptar la distancia por algunos periodos de tiempo han logrado cimentar un hogar basado en el respeto, la tolerancia y la comprensión.

“He sido una persona aliada a él, que lo ayuda, lo apoya, lo comprende y que se esmera para que deje ese sembrado para su país”, puntualiza.

Adela Luna y Ambrosio Posada, matrimonio y el crecimiento laboral de la mano


Desde hace más de 25 años, esta pareja ha logrado construir una relación que, de la mano con el ámbito laboral, permanece fuerte, creciendo en éxitos y nuevos retos. Empezaron siendo mejores amigos cuando Adela Luna estaba involucrada sentimentalmente con alguien más, dos años después Ambrosio Posada le habló de sus sentimientos hacia ella e iniciaron un noviazgo que los ha vuelto inseparables.

Ella es comunicadora social y él estudió Administración Agropecuaria, según cuenta Adela, siempre han trabajado juntos. En un comienzo eran empleados, pero un día decidieron aventurarse en el camino del emprendimiento: se dedicaron alrededor de 15 años a una empresa de transporte público y en otra ocasión, a una de gas vehicular.

En una ocasión ella se atrevió a diseñar una pieza publicitaria de la organización que dirigía con su esposo, llevándose la satisfacción de haber realizado un trabajo excelente que fue de agrado general. En ese momento, dieron inicio a un nuevo capítulo en sus vidas entrando al mundo del periodismo y dedicándose a esto de lleno. 

“Al trabajar juntos hemos sido un complemento el uno del otro, no sólo en el trabajo sino también en el matrimonio, él tiene lo que mi falta y yo, lo que le hace falta a él. Como todo, también tenemos momentos en los que no estamos de acuerdo, pero siempre tratamos de argumentar. Entonces cuando yo veo que lo que él dice es más factible, yo termino aceptando su decisión y viceversa”, explica, añadiendo que intentan en lo posible ceder con el otro, mantener la sensatez, el diálogo y la comunicación.

Actualmente, se dedican por completo a la actividad periodística; Adela finalizó su especialización y, posteriormente, la Maestría, ambas en Derechos Humanos, y mantienen juntos el programa de radio, televisión y página web ‘Pasión Por Santa Marta’, con la que incluso han ganado premios y que se ha constituido como una marca distintiva en la ciudad.

“Hoy Ambrosio es el gerente del canal de televisión TVCosta y yo soy su directora. Tenemos otros proyectos que estamos desarrollando, pero siempre estamos los dos juntos dándole manejo a todo”, afirma.