Parroquia San Juan Bautista de Ciénaga inicia preparativos para su reapertura

En la parroquia San Juan Bautista se ultiman detalles para poder llevar a cabo las misas con presencia de público.

Entretenimiento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Se requiere del concurso y la colaboración de las comunidades y grupos parroquiales para la recolección de elementos de bioseguridad como tapabocas, alcohol, gel antibacterial, avisos informativos, entre otros.

Un grupo de colaboradores de la Parroquia San Juan Bautista de Ciénaga – Magdalena, liderados por el presbítero Nelson Montoya Betancur, vicario parroquial, se reunieron en días anteriores, para iniciar los preparativos con miras a la reapertura del templo.

Desde la Pastoral Social de la Diócesis de Santa Marta se contó con la presencia de Karen Carvajal, quien ofreció una capacitación a los encargados de adelantar el proceso de implementación de las medidas de protección establecidas por el Gobierno Nacional.

Aunque no se ha definido una fecha para la primera celebración eucarística a puertas abiertas, se prevé que antes de la primera quincena del mes de octubre se retomen los oficios religiosos con presencia de la comunidad. Para la participación de los feligreses se establecerán dos canales para llevar a cabo el proceso de inscripción: formulario vía internet y a través de llamada telefónica.

Nuevas normas

En cumplimiento de las recomendaciones preventivas se recomienda la no participación presencial de personas mayores de 70 años, menores de edad, población en alto riesgo y personas que presenten patologías de base o estén expuestas a una posible infección del Covid-19. Para estos públicos se seguirán las trasmisiones desde la página oficial de Facebook.

Para cada celebración se permitirá la presencia de máximo cincuenta personas, entre las que se encuentran: los sacerdotes, el sacristán, un proclamador de la palabra, personal de logística y público participante.

Monseñor Dairo Navarro Escobar solicitó el concurso y la colaboración de las comunidades y grupos parroquiales para la recolección de elementos de bioseguridad como tapabocas, alcohol, gel antibacterial, avisos informativos, entre otros, los cuales serán de vital ayuda en esta misión.

Por estos días, el equipo de colaboradores adelanta la construcción del protocolo de bioseguridad.