Juegos inteligentes… sin pantalla

La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que los niños pasen 60 minutos al día de juego libre, y se ha comprobado que los niños experimentan un aumento de su rapidez cerebral después de 8 semanas de juego estructurado.

Entretenimiento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Los juegos libres, que estimulan a niñas y niños a llevar la iniciativa y a tomar continuas decisiones, sirven de ayuda para desarrollar sus habilidades y a disminuir su dependencia de las pantallas digitales, según los expertos en actividades lúdicas.

Por María Jesús Ribas.
EFE/Reportajes

El término Stem es el acrónimo de las palabras en inglés Science, Technology, Engineering and Mathematics (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) y un área del conocimiento que continúa creciendo, ya que los egresados de estos campos tienen alta demanda en el mercado laboral y disfrutan de trabajos que figuran entre los mejor pagados.

Los juegos magnéticos de construcción y científicos de experimentación, que se juegan en el mundo real, en lugar de hacerlo en un entorno virtual, pueden dotar a los niños de auténticos “superpoderes” Stem, según los expertos de Toy Partner (TP).

Once de los doce trabajos mejor remunerados requieren Stem y el 80 % de los trabajos futuros requerirán una o más de estas disciplinas, según el equipo de especialistas en actividad lúdica infantil de esta firma distribuidora de marcas internacionales de juguetes y juegos.

Las pantallas digitales pueden proporcionar algunos buenos recursos de aprendizaje, pero, por otra parte, muchos padres sienten que sus hijos pasan demasiado tiempo frente a estos dispositivos de visualización, apuntan desde TP.
Alentar el juego, la construcción y el pensamiento libres ayuda a evitar que el niño pase un “tiempo de pantalla” demasiado prolongado y también a que desarrolle habilidades Stem para toda la vida, según esta fuente. Recalcan que “aprender a través del juego ayuda a construir memoria. El juego de iniciativa desarrolla habilidades clave de Stem y disminuye la dependencia de las pantallas digitales”.
El juego libre con contenidos Stem estimula en los niños el desarrollo de sus capacidades motoras, es decir, la motricidad final y coordinación óculo-manual; y también  fomenta el aprendizaje social y adaptabilidad, al compartir el juego con niños que tienen distintas formas de pensar y actuar.
El juego libre con contenidos Stem estimula en los niños el desarrollo de sus capacidades motoras, es decir, la motricidad final y coordinación óculo-manual; y también fomenta el aprendizaje social y adaptabilidad, al compartir el juego con niños que tienen distintas formas de pensar y actuar.
Juegos de construcción y juegos científicos

Señalan que existen juegos Stem de construcciones magnéticas para mayores de 7 años que permiten crear circuitos y construcciones con movimientos, sin necesidad de pilas, a partir de las fuerzas invisibles de la naturaleza, como el magnetismo o la gravedad, y con ellos se puede fabricar, desde una brújula, hasta lanzadores.

Estos juegos con magnetización, rotación y reacciones en cadena, permiten a los niños construir inventos (más dinámicos cuanto mayor sea su tamaño), experimentar y desarrollar sus propias concepciones mientras se divierten y emocionan, estimulando su creatividad, inventiva, inteligencia y dominio de las fuerzas mecánicas y magnéticas, señalan desde TP.

Aprender jugando, con diversión y emoción

Los juegos Stem científicos se centran en una o múltiples habilidades, abordando temas que van, desde el conocimiento del aparato digestivo, la corriente eléctrica y conformar un laboratorio de investigación, hasta diversos tipos de construcciones, como una aspiradora y su rotación o el coche eléctrico y sus movimientos, agregan.

“El juego libre en edad temprana de niños y niñas tiene ventajas, como las de que sean ellos quien decidan las normas, los materiales, las reglas y las compañías a la hora de jugar, con lo cual ya están desarrollando una toma de decisiones que en un juego frente a una pantalla no les ocurrirá”, señalan desde TP.

Además, el hecho de poder construir todo a su gusto y crear sus propias experiencias hace que tengan una mayor sensación de libertad, mientras que al jugar frente a una pantalla digital en general estarán guiados por algo o por alguien, señalan.

El juego libre o de iniciativa tiene ventajas. A partir de los 6 años pueden decidir las normas, los materiales, las reglas y las compañías a la hora de jugar, con lo cual ya están desarrollando una toma de decisiones que no obtendrán en un juego frente a una pantalla.



Próximos Eventos

Más Noticias de esta sección

Publicidad