Encamada por la paz de John Lennon y Yoko Ono cumple 51 años

El 26 de mayo de 1969, John Lennon y Yoko Ono se instalaron en el Hotel Queen Elizabeth de Canadá en una encamada por la paz.

Entretenimiento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Los artistas revolucionaron el escenario mundial cuando, desde una suite presidencial, hicieron un llamado a la paz mundial bajo el foco de cientos de periodistas.

Desde el 25 hasta el 31 de marzo de 1969, el cantante británico y exmiembro de The Beatles y su entonces esposa, Yoko Ono, lideraron quizás una de las protestas pacíficas más llamativas en el mundo del espectáculo: en medio de la Guerra de Vietnam, ubicados en la cama de la suite presidencial del Hotel Hilton de Ámsterdam, los dos artistas convocaron a la prensa para enviar un mensaje de paz al mundo.

Ubicados de espaldas a un ventanal desde el que se podía apreciar la capital holandesa y con carteles con mensajes alusivos a la actividad que estaban desarrollando, Lennon y Ono, a cinco días de haber contraído nupcias, recibieron reporteros que, incluso viajaron desde otros países, para ofrecer una pequeña conferencia en torno a las desventajas de guerra.

Según cuentan los diarios de aquel entonces, la invitación fue realizada de forma sugestiva, "Ven a la luna de miel de John y Yoko: 'En la cama'”, muchos alcanzaron a pensar que los dos recién casados estaban dispuestos a mantener relaciones sexuales en frente de las cámaras, motivo que avivó el interés de los medios y generó una estampida de periodistas y fotógrafos aglomerados en la entrada del hotel con el único objetivo de obtener la primera captura. La sorpresa fue grande cuando, al entrar a la habitación, se encontrados al cantante y a la artista conceptual recostados en la cama y en pijama, divulgando mensajes en pro de la paz mundial.

El 26 de mayo, la pareja se trasladó hasta Montreal en Canadá. Allí, estando en el Hotel Queen Elizabeth, se alojaron en las habitaciones 1738, 1740, 1742 y 1744 e invitaron a distintas personalidades para repetir la actividad y entonar la canción ‘Give Peace a Chance’.

Aunque esta manifestación al día de hoy sigue siendo recordada por quienes apreciaron el trabajo de Lennon, también hay opiniones negativas basadas en algunas incongruencias en torno a la manera en la que decidieron expresar su sentir.

“Considero que esa propuesta fue algo burlesca, porque protestar por algo implica mover todas las fibras de quien la percibe, además, desde cierto punto de vista, fue un acto hipócrita porque difundían el mensaje de que todos somos iguales, pero estaban alojados en un hotel lujoso en donde la mucama iba a arreglarles la cama y les llevaba el desayuno, mientras ellos sólo posaban para la cámara", manifiesta uno de las seguidores de The Beatles a través de las redes sociales.

Posterior al performance en Holanda, la afamada habitación fue renombrada como ‘John and Yoko Suite’ y mantiene una decoración similar a la que tenía en aquel entonces.