Primer viernes de Cuaresma, tiempo de conversión

El color litúrgico de la cuaresma es el morado, que simboliza el luto y la penitencia.

Entretenimiento
Tamaño Letra
  • Font Size
Este periodo de cuarenta días preparatorios para la Semana Santa deben vivirse con humildad, teniendo en cuenta el ayuno, la oración y la caridad.

Por: Daniela Peñarredonda
Redacción EL INFORMADOR

Este viernes es el primero de los seis en los que se practica la abstinencia durante la Cuaresma, tiempo litúrgico que inició con el rito de imposición de la ceniza el pasado miércoles 26 de febrero y culmina el 9 de abril, antes de la misa de la Cena del Señor del Jueves Santo.

De acuerdo con el sacerdote Misael Díaz Gómez, la cuaresma “es un tiempo de gracia y de bendición, un camino de preparación para la Pascua desde tres realidades cristianas el ayuno, oración y limosna”. El color litúrgico de la cuaresma es el morado, que simboliza el luto y la penitencia.

El significado de la duración de este periodo es bíblico, “nos recuerda los 40 días del diluvio de Noé que renovaron al mundo, los 40 días que estuvo Moisés en el monte Sinaí para recibir los mandamientos, los 40 años de Israel en el desierto, y los 40 días de oración Jesús en el desierto”, agregó el padre Díaz Gómez.
Los viernes de Cuaresma debe no se deben comer carnes rojas, lo recomendable es optar por pescado.
Los viernes de Cuaresma debe no se deben comer carnes rojas, lo recomendable es optar por pescado.

Los tres elementos en la Cuaresma

En este camino de cuarenta días hacia Jesucristo, los cristianos católicos cuentan con estos tres elementos o pilares para acercarse a Dios, el ayuno, la oración y la limosna.

“El ayuno decirle con mi cuerpo a Dios que Él está primero, a través del ayuno se alaba, se glorifica y se adora a Dios con el cuerpo, reconociendo a Dios como el alimento verdadero”, explica el padre Jhon Trujillo.

La oración se intensifica, se trata de un acercamiento profundo a Él, con entrega y confianza, diciendo: «Dios mío eres tú a quien necesito.
“La limosna o la ofrenda que es salir de nuestra zona de confort y dar de nuestros recursos espirituales o físicos a los más necesitados: a quienes tienen problemas, crisis, enfermedades, están presos, a los migrantes como los venezolanos y a todas las personas que están pasando físicamente mal”, agrega el sacerdote.
Rito de imposición de la ceniza que marca el inicio de la Cuaresma.
Rito de imposición de la ceniza que marca el inicio de la Cuaresma.

Practicar la caridad

El ayuno y la abstinencia aislados no tienen gracia, se complementan con la caridad. El padre Trujillo exhorta a los cristianos católicos en este tiempo de cuaresma a despojarse de lo material, a vivir con humildad y entrega a los más necesitados.

“Los apegos, el dinero, el tener, el comer, te lleva a fijarte en lo fútil de este mundo. (…) Con tanto consumo y materialismo nos olvidamos de alegrarnos con las cosas bonitas y sencillas que tenemos a nuestro alcance”, asevera el sacerdote.

Agrega además que “nuestro compromiso debe ser con los necesitados, no se trata de dejar de comer y ahorrar dinero, lo que se ahorre es para entregarlo a una familia pobre”.
Sacerdote Misael Díaz Gómez.
Sacerdote Misael Díaz Gómez.

Mensaje del Papa Francisco

El Sumo Pontífice en su mensaje para la Cuaresma 2020 invita de manera urgente a la conversión para prepararnos a celebrar con el corazón renovado el gran Misterio de la muerte y resurrección de Jesús, fundamento de la vida cristiana personal y comunitaria. “Debemos volver continuamente a este Misterio, con la mente y con el corazón”, exhortó.

“Invoco la intercesión de la Bienaventurada Virgen María sobre la próxima Cuaresma, para que escuchemos el llamado a dejarnos reconciliar con Dios, fijemos la mirada del corazón en el Misterio pascual y nos convirtamos a un diálogo abierto y sincero con el Señor.
De este modo podremos ser lo que Cristo dice de sus discípulos: sal de la tierra y luz del mundo”, escribió el Papa.
Sacerdote Jhon Trujillo.
Sacerdote Jhon Trujillo.

No olvides la confesión:

El tema central de la cuaresma es el llamado a la conversión, por lo que el sacramento de la Reconciliación es una pieza importante en este proceso. Para ello las parroquias disponen de espacios semanales para reconciliarse con Dios Padre.

Pasos para una buena confesión

1. Examen de conciencia
2. Arrepentimiento de los pecados.
3. Propósito de enmienda
4. Decir los pecados al confesor
5. Cumplir la penitencia.

Así pues, en este tiempo favorable, dejémonos guiar como Israel en el desierto, como señala el Papa Francisco, “cuanto más nos dejemos fascinar por su Palabra, más lograremos experimentar su misericordia gratuita hacia nosotros. No dejemos pasar en vano este tiempo de gracia, con la ilusión presuntuosa de que somos nosotros los que decidimos el tiempo y el modo de nuestra conversión a Él”.

“La actitud es de humildad y con sencillez para decir «dependo de Dios», con el signo de la ceniza nos damos cuenta que no somos nada y que debemos vivir la vida con sencillez, con amor, valorando las cosas, la naturaleza y lo que Dios no dio”, señala el padre Trujillo.
Padre Augusto Bayer.
Padre Augusto Bayer.

Ayuno y abstinencia


A pesar de referirse a ambos como sinónimos, en la fe católica son distintos. El ayuno, es decir, no comer, debe realizarse según disposición personal; solo es exigido por la Iglesia Católica el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo, aunque este último día no hace parte del periodo cuaresmal. Mientras tanto la abstinencia hace referencia a dejar de comer carnes rojas los viernes de cuaresma.

“Con el ayuno y la abstinencia se aprende a controlar nuestros deseos básicos. Es la victoria del espíritu sobre la carne (…) No es de dejar de comer porque sí, no se queda en hacer las cosas por cumplir, se trata que nos cueste”, explica el padre Augusto Bayer.

Las carnes que no se deben comer los viernes de cuaresma son las rojas, es decir, de res, de pollo y de cerdo, se recomienda comer pescado.

Cada viernes de cuaresma es recomendable comer pescado en vez de carnes rojas, no solo por ser de carne blanca, sino porque el nombre de este animal en griego ichtus, contiene las iniciales de “Jesucristo, Hijo de Dios, Salvador”. 

Agenda catóica 

Parroquia San José, Seminario Mayor: Eucaristías 7:00 a.m. y 6:00 p.m. Confesiones media hora antes de la misa.

Catedral Basílica de Santa Marta: Eucaristías 12:00 p.m. y 6:00 p.m. Confesiones a las 4:30 p.m.

Parroquia de los Sagrados Corazones de Jesús y María (Asilo): Eucaristías 7:00 a.m. y 5:00 p.m. Confesiones de 3:00 a 5:00 p.m.

Parroquia La Eucaristía: Santa misa a las 6:30 p.m.

Parroquia Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa: Eucaristía 6:30 p.m. Confesiones de 4:00 a 6:00 p.m.

Parroquia San Luis Beltrán y Santa Ana: Eucaristía a las 6:00 p.m.

Parroquia Nuestra Señora de Fátima: Eucaristía a las 6:30 p.m.

Más Noticias de esta sección

Publicidad