‘Alma Viajera’, la historia de un amor a distancia

Juanda Lacouture tiene disponible el videoclip en sus plataformas digitales.

Entretenimiento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


La época dorada del vallenato fue el motor de arranque de muchos éxitos musicales. La canción ‘Alma Viajera’, escrita por el compositor, Julio Oñate; y que ha sido interpretada por cantantes famosos.  Esta vez, la revive el músico Juan David Lacouture, con la versión acústica.

Por: Jefry Machado
Redacción EL INFORMADOR

El tema vuelve a renacer. ‘Alma Viejera’ es el tipo de canciones que nacen de corazón y que siempre quedan registrados en los corazones de quienes viven una historia similar. Maestros de la música de acordeón, como Pocho Zuleta, decidieron interpretarla y está registrada entre uno de los 30 éxitos de su trayectoria musical. Hoy, sale al ruedo en la voz del cantante Juan David Lacouture.

Conocido por sus allegados como ‘Juanda’, el cantante contó los pormenores de la grabación de este hit del vallenato. “Estaba en Riohacha, La Guajira, junto a unos allegados. De pronto entró una brisa fría. Alguien del círculo dijo que eran las brisas del nordeste y en ese instante, recordé un clásico del maestro Julio Oñate que hace memoria de estas brisas que se meten a Riohacha en cierta época del año”, narró.

De inmediato, Lacouture se interesó más por la canción, la empezó a investigar y se enamoró de la letra, porque según ‘Juanda’ “narra la historia de un enamorado que no puede ir a visitar a su enamorada, quien se encuentra a kilómetros de distancia y ante esa imposibilidad, le da permiso a su alma a que vaya a visitarla. De allí, se narra toda la poesía y la lírica que posee esta canción”.
Durante del viaje de Juan David, desde Riohacha hasta Barranquilla, le contó sobre la canción a su amigo, Juan Carlos Vargas, gran guitarrista barranquero: “Le dije que la quería practicar para grabarla luego y de inmediato me dijo que fuera a su estudio. Hicimos el ejercicio y realmente quedó muy bonita la canción”.
Lacouture y Vargas pensaron en agregarle otros instrumentos, pero luego decidieron dejarla con la guitarra únicamente porque se exalta muy bien la letra y el sentido de la canción, escrita por el compositor, Julio Oñate.

 Julio Oñate ha escrito temas para cantantes reconocidos de la música vallenata.

Inspiración en letras
Julio Cesar Oñate Martínez conversó vía telefónica con EL INFORMADOR sobre el trasfondo de la canción y la musa responsable de esa poesía hecha una canción: “El tema data de los años 70, se la dediqué una jovencita que se llamaba Indira Gómez, a quien conocí en Riohacha e una de las fiestas patronales de la ‘La Vieja Mello’. Bailé con ella, la enamoré y quedé encantado con la joven”.
“Era un época cuando empezaron a grabar mis canciones. Tenía la fiebre de componer. Al otro día me regresé a Barranquilla. Ella me dio un número telefónico que nunca funcionó, por lo que nunca la volví a ver y tampoco tuve noticias de ella”.

Un día cualquiera, Israel Romero, acordeonero del Binomio de Oro; llevó a un jovencito de nombre Lacides Redondo, miembro de la familia Valdeblanquez, para colaborarle con unos escritos que él tenía en prosa. Éste le ayudó y al poco tiempo, se hicieron muy buenos amigos.

Pasó el tiempo y Redondo le sugirió a Oñate que no pasara por Santa Marta, por un conflicto de su familia con la familia Cárdenas en la samaria. “Me dijo que esa familia sabía que yo era allegado a los Valdeblanquez. A raíz de este escenario, me acordé de la mujer guajira e hice la canción. Se la llevé a Israel Romero, donde decía que yo enviaba mi alma a donde estaba, porque no podía ir”.


Próximos Eventos

Más Noticias de esta sección

Publicidad