¿Cambiamos el baño?

La madera imprime carácter a nuestro cuarto de baño.

Entretenimiento
Tamaño Letra
  • Font Size
Las líneas rectas y el minimalismo han llegado al cuarto de baño para vestirlo de armonía.

Por Inmaculada Tapia.
EFE/REPORTAJES
Llega el final del día o el fin de semana y relajarnos con un baño caliente es una de las mejores opciones.
Precisamente, el baño es uno de los lugares, según algunos datos, que más tiene en cuenta un comprador a la hora de elegir una casa.
El buen estado de la cocina y del baño suele inclinar la balanza a favor o en contra.
Aunque realizar una renovación completa puede suponer un gran desembolso, dar un aire nuevo a esta estancia de la casa es posible, modificando detalles como el espejo o los sanitarios.
También podemos optar por pintar los azulejos o, sencillamente, renovar la cortina de la ducha o la bañera que también podemos cambiar por un funcional plato, según recomiendan los expertos de Multihelpers.
Interioristas, diseñadores y marcas empiezan a lanzar las primeras ideas con la llegada del nuevo año.
Las tendencias son unas, pero no siempre se adaptan a las necesidades de cada casa. Los colores, los tamaños y los materiales varían mucho según el espacio del que dispongamos.
En este sentido, marcas como Discesur, empresa del grupo Saint Gobain especializada en equipamientos de baño y cocina, considera que un baño siempre ofrece posibilidades y propone diferentes ideas para actualizarlo.

El minimalismo ha llegado también a esta zona del hogar en la que se busca un reducto de calma y sosiego.
Una de las grandes tendencias para 2020 es la decoración con predominio las líneas rectas en el lavabo y la grifería, según explican los estilistas de Discesur.

 Los expertos aseguran que el negro dota a la habitación de elegancia y el blanco le aportará “mayor luminosidad”.


El minimalismo ha llegado también a esta zona del hogar en la que se busca un reducto de calma y sosiego.
En el revestimiento de las paredes también las líneas rectas y puras serán determinantes.
Este año vuelven a ser tendencia los azulejos de tipo metro, una baldosa que puede ser instalada en vertical, en horizontal o también en forma de espiga, otorgando sensación de movimiento en las paredes.
Armonía en blanco y negro
La elección de colores es fundamental en esta estancia y no resulta tan fácil como parece.
Combinar suelos y paredes, además de encimeras y toallas, puede convertirse en un quebradero de cabeza si no le dedicamos atención.
La tendencia del blanco y el negro añade sobriedad al baño, además de equilibrio.
“El mobiliario, las paredes, el suelo, el lavabo e incluso los grifos y la mampara pueden combinarse con ambos colores”, añaden los interioristas de Discesur.

Aunque realizar una renovación completa puede suponer un gran desembolso, dar un aire nuevo al baño es posible, modificando detalles como el espejo o los sanitarios.

Los expertos aseguran que el negro dota a la habitación de elegancia y el blanco le aportará “mayor luminosidad”.
Sea como sea, lo importante es que esta combinación sea la que predomine entre la gama de colores de la habitación.
En alto
Por mucho espacio que tengamos, se trata de aprovecharlo al máximo y dar amplitud y líneas diáfanas, que se consigue con los muebles suspendidos, una opción que cobra protagonismo en 2020.
Esta tendencia, no solo tiene un efecto visual sobre la estancia, además permite una mayor limpieza y optimización del espacio.
Precisamente, si existe un material que predomina en esta sala de la casa es la madera, aunque no siempre ha ido asociado al baño.
Sin embargo, con un toque de madera, “por ligero que sea, la habitación conseguirá un aspecto mucho más natural y acogedor”, indican los especialistas de la firma mencionada.
El lugar donde se coloque no es fundamental. Puede estar presente en el suelo, en los complementos, en baldas o puertas de muebles o simplemente en un toallero o en soporte del papel higiénico.
La firma de mobiliario y tableros de troncos de madera Elia, siguiendo esta tendencia, ha presentado encimeras realizadas en madera maciza para con las que crear “atmósferas más relajantes de aspecto natural en el baño”.
Este tipo de encimeras se caracterizan por su exclusividad, al tratarse de piezas únicas e irrepetibles, dado que seleccionan piezas enteras y están tratadas con un barniz que protege la madera de la humedad y de las manchas ocasionales.
“Estéticamente lograremos un equilibrio perfecto al combinarlas con lavamanos altos de porcelana blanca y griferías doradas o negras, si bien la versatilidad de un material natural como la madera hace que se adapte a un amplio abanico de diseños”, aseguran desde la firma.

Más Noticias de esta sección

Publicidad