La comida rápida del mañana

The Dogless Hotdog (Perrito caliente sin carne). Foto: Kasper Kristoffersen (Space 10)

Entretenimiento
Tamaño Letra
  • Font Size
Hamburguesas de gusanos, helados de brotes verdes y ‘perritos calientes’ de algas. Son algunos platos de ‘fast food’ deliciosos, saludables y sostenibles para el medioambiente, que permiten adivinar cómo será la comida que consumiremos en unos años.

Por Ricardo Segura.
EFE/REPORTAJES
El laboratorio Space10, un centro de generación de ideas para la vida futura situado en Copenhague (Dinamarca) y creado en colaboración con Ikea, aunque funciona como una entidad externa a esta multinacional sueca, ha ‘reimaginado’ cinco platos clásicos de la ‘comida rápida’ para hacerlos más deliciosos y adecuarlos a los gustos de los consumidores del mañana.
Space 10 trabaja en distintos proyectos como ‘The Natural Interfaces’, interacción entre personas y tecnologías;’Shared Living’, espacios para vivir adecuados a las nuevas realidades urbanas como la soledad y la falta de vivienda asequible; y ‘Digital Fabrication’, fabricación distribuida y métodos de diseño y construcción alternativos para la era digital, según esta firma.

 The Bug Burger (la hamburguesa "Bicho")Foto: Kasper Kristoffersen (Space 10)

Hace dos años Space 10 presentó la ‘albóndiga del mañana’, un replanteamiento visual de la icónica albóndiga de Ikea utilizando ingredientes alternativos como insectos, algas y carne cultivada en laboratorio, informa este laboratorio, que explica que esta comida es solo un concepto experimental que no está presente en los menús de los restaurantes.
Este laboratorio explica que en todo momento han tenido en mente un principio importante y es que los platos no deben ser sólo saludables o sostenibles medioambientalmente, sino que también tienen que ser deliciosos.

Dos de los ingredientes clave de la 'fast food' reimaginada son las microverduras cultivadas hidropónicamente, es decir en agua en vez en la tierra, y el alga espirulina, con una elevadísima concentración de nutrientes.
Simon Caspersen explica que están trabajando para crear platos que luzcan bien, sepan bien y sean buenos para la gente y el planeta, y los primeros resultados de esta iniciativa ha sido una ”juguetona interpretación” de una serie de platos de comida rápida que gustan a la mayoría.
Este portavoz señala que, dado que SPACE10 es un laboratorio de investigación, no está explorando las opciones de patentar, producir o comercializar estos cinco platos o recetas.
Dogless hotdog (perrito caliente sin carne)

 La albóndiga estupenda. Foto: Kasper Kristoffersen (Space 10)

La comida saludable y sostenible no tiene por qué ser sosa, como demuestra este plato ligero hecho con zanahorias pequeñas secas y glaseadas, salsa ketchup de remolacha y bayas, mostaza y crema de cúrcuma, cebollas asadas, ensalada de pepino y una mezcla de ensalada de hierbas, según Space10.
Pero que le da a este ‘perrito caliente’ su aspecto llamativo es su panecillo o bollo, elaborado con espirulina, la microalga que contiene más beta caroteno que las zanahorias, más clorofila que la hierba de trigo y 50 veces más hierro que las espinacas, y ha sido calificada por la ONU como "el alimento ideal para la humanidad", según esta fuente.
Además, este plato contiene más proteínas que un ‘perrito caliente’ convencional, recalcan.
The bug burger (la hamburguesa ‘bicho’)
Para demostrar que los insectos pueden tener un buen sabor, los técnicos de Space 10 elaboran uno de los tipos de "albóndiga del mañana" que crearon en 2016 denominada, ‘The Crispy Bug Ball’ (bola de bichos crujiente), y aumentaron su volumen convirtiéndola en hamburguesa.
Cada hamburguesa contiene 100 gramos de remolacha, 50 gramos de chirivía o pastinaca (una raíz Relacionada con la zanahoria), 50 gramos de patatas y 50 gramos de gusanos de harina, que son la forma larvaria de un escarabajo denominado ‘darkling beetle’ , explican.
“La hamburguesa ‘Bug Burger’ viene dentro de un delicioso bollo de harina blanca, y está cubierta con salsa ketchup de remolacha y grosella negra, cebollín para untar, y una mezcla de verduras para ensaladas obtenidas mediante cultivo hidropónico, que consiste, básicamente, en cultivar alimentos en agua en vez de en tierra”, señala el laboratorio de Copenhague.

 Una ensalada LOKAL. Foto: Kasper Kristoffersen (Space 10)

“Los ingredientes de algunos de estos platos conceptuales, ya se utilizan en ‘perritos calientes’ para vegetarianos a base de plantas, y otros como los insectos, forman parte de la dieta en distintas culturas”, según indica a Efe Simon Caspersen, del laboratorio de Space 10, de Copenhague.

The neatball (la albóndiga estupenda)
“La última versión de la albóndiga Ikea, la denominada Neatball, está diseñada para que la gente piense en reducir su consumo de carne, utilizando productos locales y probando proteínas alternativas”, señalan desde Space 10.
Este laboratorio ha desarrollado dos tipos de Neatball. Una hecha con gusanos de la harina, y el otro con raíces de hortalizas como las zanahorias, las chirivías y las remolachas.
La idea es proporcionar una verdadera experiencia sueca al comensal. Proponen servirlos con puré de papas, salsa de carene y salsa de arándanos.

Próximos Eventos

Más Noticias de esta sección

Publicidad