‘El humanismo importa’, libro de Iván Duque, reúne escritos de sus tiempos de congresista

Resalta en su nota introductoria temas que están en marcha en el Gobierno y hace énfasis de que “Hoy la Ley de Economía Naranja es una realidad”.

Cultural
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Por las páginas del libro del entonces senador de la República desfilan personajes de la vida pública de Colombia y el mundo.

‘El humanismo importa’, el libro de Iván Duque Márquez que reúne setenta y dos columnas publicadas en el diario Portafolio entre 2009 y 2013, y en las cuales el entonces senador reflexiona sobre temas y personajes de nuestro tiempo, tiene un hilo conductor: el ser humano.

Los escritos del entonces congresista “permiten conocer mejor a Iván Duque. Lo que más destaca en ellas es su vocación humanista y global, su curiosidad e interés por el desarrollo en todos los ámbitos”, sostiene Mario Vargas Llosa en una nota incluida en el libro de 180 páginas, publicado por Planeta. Las regalías por las ventas de la publicación se donarán a la Fundación Matamoros.
Este es el libro ‘El humanismo importa’, escrito por el Presidente de Colombia Iván Duque, reúne escritos de sus tiempos de congresista.
Este es el libro ‘El humanismo importa’, escrito por el Presidente de Colombia Iván Duque, reúne escritos de sus tiempos de congresista.

El libro

Por las páginas de la compilación de escritos del ahora presidente desfilan personajes de Colombia y el mundo, comenzando por Darío Echandía y Luis Carlos Galán, que murieron el mismo año, y el Papa Francisco.

También temas que el Mandatario ya estudiaba, planteando soluciones y alternativas que ahora aplica desde la jefatura del Estado y cuestiones que ha empezado a resolver, como las fuentes renovables de energía, la inequidad en la educación, el acceso a los libros o las industrias creativas como motor de crecimiento.

El propio Duque afirma en la introducción que el libro no incluye temas políticos colombianos, pero sí la cultura, la tecnología, las tendencias económicas globales y la innovación como “una copiosa fuente de ideas y propuestas de política que hoy tengo la fortuna de hacer realidad”.

Las ideas

Esta serie de reflexiones “tiene un hilo conductor común: la importancia del humanismo en la cultura de un país, en la vida política de una nación, en la defensa de la democracia, de la verdad y de las libertades, en la reflexión sobre la economía y las transformaciones tecnológicas”.

Recuerda que una de las enseñanzas que le dejó Álvaro Gómez Hurtado, su maestro en las aulas universitarias, es que el humanismo es fundamental para el progreso.
Es tener la capacidad de saber ocupar los zapatos del prójimo y esa es una de la muchas razonas por las cuales el humanismo importa.

“El humanismo importa porque solo desde una reflexión centrada en el ser humano podemos valorar el poder transformador de la cultura en nuestras economías contemporáneas”, señala el autor.

Resalta en su nota introductoria temas que están en marcha en el Gobierno. “Hoy la Ley de Economía Naranja es una realidad”, destaca, y añade que “de esta manera le estamos dando a la creatividad, al conocimiento, al arte, ese sentido de humanismo que es una búsqueda constante y que está plasmado en este libro”.
El ‘Humanismo Importa’, hace una recopilación de textos que forjan su actual pensamiento político y le sirven de base para plantear un plan de gobierno.
El ‘Humanismo Importa’, hace una recopilación de textos que forjan su actual pensamiento político y le sirven de base para plantear un plan de gobierno.

La serie

Se inicia con una reflexión sobre las muertes del maestro Darío Echandía y Luis Carlos Galán Sarmiento, fallecido el primero a los 91 años, en mayo de 1989, y el segundo sacrificado en agosto de ese año, producto de la barbarie criminal del narcotráfico.

Más adelante dedica sendas reflexiones a Mario Laserna Pinzón, gestor de la Universidad de Los Andes; a Ernesto Sábato, a Fernando Botero, Hemingway, Dos Passos, Dickens, Mark Twain, Maquiavelo y Gabriela Mistral, aborda la vigencia de los postulados del economista escocés Adam Smith y recuerda un diálogo entre Carlos Fuentes y el expresidente chileno Ricardo Lagos.

Se refiere también a Mario Vargas Llosas, como el último hijo del boom latinoamericano de la década de 1960, en una columna publicada en octubre de 2010, cuando el peruano fue galardonado con el premio Nobel de Literatura. Y califica al novelista como defensor sin vacilaciones de la libertad, la democracia, el libre mercado y la división de poderes, y como combatiente de la dictadura, la opresión y los gobernantes circenses.

‘El humanismo importa’

Incluye escritos de Iván Duque sobre el desempleo juvenil, el problema carcelario, la reforma a la justicia, las bibliotecas y planes de lectura, la capacidad de la mujer de mover los mercados y la lucha contra el cáncer.

Por las páginas del libro pasan temas humanos, gerenciales, sociales y económicos como los tratados de libre comercio, las megaciudades, la importancia de innovar, las comunicaciones móviles, el ejemplo chino, la industria de los cruceros; personalidades del mundo de la cultura como la cantante caboverdiana Cesária Evora, los aportes de los museos Guggenheim diseminados alrededor del mundo, la Constitución española de 1812, conocida como ‘La Pepa’, y la ética de Fernando Savater y los jóvenes.
Los escritos del libro permiten conocer mejor a Iván Duque, quien en la actualidad el mandatario del país.
Los escritos del libro permiten conocer mejor a Iván Duque, quien en la actualidad el mandatario del país.

Historia y cultura

El libro tiene también algo de la historia y la cultura de Estados Unidos, con temas y personajes como los escritores fantasmas de la Casa Blanca, el presidente Lyndon Johnson, el prolífico legislador que fue Edward Kennedy, el presidente Ronald Reagan y el empresario y exalcalde neoyorquino Michael Bloomberg.

Llaman la atención en el compendio cuestiones que se abordaban hace más de una década y que hoy constituyen parte fundamental de la acción del Jefe de Estado. En octubre de 2009 hablaba ya de la necesaria transición hacia las energías renovables y la transformación de las matrices energéticas, algo que Colombia empezó a ver hace menos de dos años, en las políticas del Gobierno.

En noviembre de ese año, en su artículo “La resurrección del carro eléctrico”, Duque hablaba de la importancia de ese tipo de vehículos, diez años antes de que se aprobara –el año pasado– la Ley de Movilidad Eléctrica y se lanzara la estrategia nacional para tal efecto.
En 2010 trataba sobre la inequidad educativa y advertía la necesidad de convertirla en punto central de las políticas públicas. Y de la importancia de dar impulso a las industrias culturales, clave para construir una sociedad donde el acceso a la cultura no sea exclusivo de las élites. Aparecen ya términos constantes en el futuro mandatario, como las “mentefacturas”, como motor de crecimiento y del potencial de una Colombia creativa.

Vistas a la distancia, las reflexiones que al momento de su publicación eran temas sueltos, hoy forman parte de una visión de país y de un programa de gestión. Ideas, conceptos y políticas públicas que pasarían del papel de los reportes y columnas de periódicos al debate en el Congreso y de ahí a la ejecución desde el Gobierno, tal como afirma el entonces senador en la introducción. Es, en fin, una recopilación de textos que forjan su actual pensamiento político y le sirven de base para plantear un plan de gobierno, en palabras de Vargas Llosa.

El libro, que ya está disponible en librerías, no incluye temas políticos colombianos, pero sí la cultura, la tecnología, las tendencias económicas globales y la innovación.

.be">
.be">