Oftalmólogo samario entrega recomendaciones para evitar cansancio ocular

Dr. Francisco Escobar Silebi, oftalmólogo y presidente del Colegio Médico del Magdalena.

Salud
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Aunque es común que las personas visiten los consultorios de los oftalmólogos manifestando que se les cansa la vista al leer o al trabajar, la pandemia ha agudizado estos problemas en la vista debido al uso de las pantallas.  

El cansancio o fatiga ocular es uno de los síntomas que actualmente afecta a las personas dado el uso prolongado de las pantallas a raíz de la pandemia que ha obligado a la sociedad a comunicarse, estudiar y trabajar desde casa. 

El oftalmólogo samario Francisco Escobar Silebi en diálogo con EL INFORMADOR entregó algunas recomendaciones al respecto. 

“Estas pantallas, llámese de un computador, televisor o celular generan un impacto sobre la superficie ocular que coadyuva el síntoma primigenio del cansancio ocular, lo potencia y genera otros síntomas como el ardor, picor, irritación, la sensación de resequedad en la superficie”, explicó el oftalmólogo samario. 

La principal recomendación para evitar la fatiga ocular es realizar la debida pausa activa que se recomienda cada hora, aunque algunos expertos hablan de la regla 20-20-20, que consiste en quitar la vista de la pantalla cada 20 minutos y mirar un objeto que esté alejado seis metros por 20 segundos. 

“Uno debería en estos casos tomarse unos minutos cada hora para levantarse, caminar, (…) las pausas activas son vitales para esto, y son necesarias si la persona tiene defectos refractivos”, señaló el oftalmólogo Francisco Escobar.

Gafas con filtro y lubricantes para ojos 

El oftalmólogo samario indicó que el cansancio ocular es síntoma de padecer algún defecto refractivo como la miopía y el astigmatismo. 

“La gente se cansa al leer porque le faltan gafas, y estas gafas obedecen a esos defectos refractivos que denominamos miopía, hipermetropía, astigmatismo, presbicia o combinaciones de unos con otros”, explicó. 

De acuerdo con el experto, es necesario hacer pausas activas cada hora para contrarrestar la fatiga ocular.

Es por ello que es necesario acudir a consulta con optometría para identificar alguno de estos defectos, y en caso de que ya se tenga un diagnóstico, es necesario utilizar las gafas. 

“Las gafas vienen hoy en día con unos filtros que te minimizan el impacto que genera sobre la superficie de los ojos esta luminosidad o radiación que emanan las pantallas”, indicó el oftalmólogo Escobar Silebi. 

Adicionalmente, otra de las recomendaciones es utilizar gotas, debido a que el uso de las pantallas mantiene fija la vista e inconscientemente se disminuye la cantidad de veces que se parpadea. 

“Aplicarse gotas que te lubriquen los ojos, que tienen la seguridad que no van a generarte efectos secundarios o reacciones adversas. En las farmacias uno puede comprar colirios y lubricantes oculares, (…) muchos de esos lubricantes no requieren formula médica, porque son gotas seguras”, señaló el especialista.

Sin embargo, aclaró que no se puede dejar de lado el hecho de que toda persona debe acudir al menos una vez al año a una consulta de promoción y prevención de la salud visual, sea desde lo optométrico u oftalmológico. 

Le puede interesar: Trabajar desde casa sin que duela la espalda

Organice adecuadamente su lugar de trabajo 

Para estudio o trabajo, también es necesario tener un espacio adecuado, el oftalmólogo recomienda que sea un área bien aireada, ventilada e iluminada, ojalá con luz natural. 

El espacio de estudio o trabajo debe estar bien iluminado, preferiblemente con luz natural.

El oftalmólogo indicó que su sitio personal de trabajo se encuentra frente a una ventana, de tal forma que, con esta ubicación, como se muestra en la imagen de referencia, “disminuye y limita el impacto que la pantalla va a tener sobre los ojos”.

Otra indicación es evitar tener un ventilador arriba o en frente, cuyo aire llegue directamente a los ojos porque genera mucha resequedad en la vista, lo que agrava la situación. 

Un problema generalizado 

La firma europea Specsavers Ópticas reveló a través de un estudio que el cansancio ocular y otros problemas relacionados con la vista han aumentado significativamente desde el inicio de la pandemia. 

El estudio muestra que el uso de pantallas es alto, especialmente durante el fin de semana, con un 56% de los encuestados pasando más de cinco horas al día conectado. Esto guarda relación con el aumento de casos de cansancio ocular: el 20% afirma haber notado uno o más síntomas de fatiga ocular por primera vez, o haber experimentado un aumento de la que ya padecían.

Tecnologías que ayudan 

Actualmente existen dispositivos en el mercado con tecnologías que toman en cuenta factores como la fatiga ocular. Marcas como Acer, Asus, Philips, entre otras, han incorporado este factor en el desarrollo de pantallas para computadores con el fin de proporcionar una experiencia de visualización más cómoda.

Los monitores modernos incluyen tecnología para proteger la vista.

El principal cambio es que las pantallas modernas emiten menos cantidad de luz azul de alta energía en comparación con las LCD estándar. Otras permiten que el monitor detecte la cantidad de luz en el entorno y realice ajustes en el brillo de la pantalla de forma automática. 

Por último, algunas pantallas emiten recordatorios para descansar la vista cada hora, esta función también puede activarla a través de aplicaciones para el computador.  

Quizá le interese: Dormir la siesta está determinado por nuestros genes, afirma un estudio


¿Cómo cuidarte?

Es recomendable hacer una visita anual al oftalmólogo, sin embargo, otras recomendaciones son importantes. Éstas incluyen:

  1. Regla 20:20:20: levante la vista cada 20 minutos y mire un objeto que se encuentre al menos a unos 6 metros (20 pies de distancia) durante 20 segundos. Mirar a cierta distancia ayuda a relajar los músculos encargados de enfocar, lo que a su vez reduce el cansancio ocular.
  1. Iluminación: es importante que la habitación esté bien iluminada para evitar forzar la vista.
  1. Ubicación: se debe tener en cuenta la posición del puesto de trabajo. La pantalla debería estar a unos 15 – 20 grados por debajo de la línea de los ojos y a una distancia de entre 50 o 70 cm.
Medidas adicionales: usar gotas para los ojos. Se pueden comprar gotas o lágrimas artificiales en la mayoría de las farmacias.