Últimos pasajeros abandonan el crucero en Camboya tras descartarse COVID-19

Salud
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


 (EFE).- Los últimos 233 pasajeros, incluida una española, a bordo del crucero Westerdam en Camboya desembarcaron este miércoles tras descartarse que están enfermos del COVID-19, mientras que 747 tripulantes continúan a bordo.


El desembarco se produce después de que el Ministerio de Salud de Camboya informara hoy de que los 781 pasajeros del Westerdam que todavía permanecen en el país -la mayoría en tierra firme- han dado negativo en las pruebas para determinar la infección de coronavirus.

Fuentes de Holland America Line, propietaria del navío, indicaron a Efe que están organizando el transporte y los vuelos para repatriar a los pasajeros.

Los pasajeros que continuaban en el barco fueron trasladados en autobús a la capital, mientras que el Westerdam partirá con los tripulantes rumbo a Filipinas, indicaron las autoridades camboyanas, según el portal oficialista Fresh News.

El Westerdam, que partió el pasado 1 de febrero de Hong Kong, llegó el pasado jueves al puerto camboyano de Sihanoukville tras ser rechazado en Japón, su destino inicial, así como en Taiwán, Guam, Filipinas y Tailandia.

Las autoridades dieron luz verde al día siguiente para que bajaran los 1.455 pasajeros, en su mayoría estadounidenses, británicos y holandeses, aunque también de países como Argentina (5), Brasil (5), Chile (3), Ecuador (5), España (7) y México (5).

Varios centenares de personas desembarcaron ese mismo día y regresaron a sus países, proceso que se detuvo el sábado después de que una pasajera estadounidense diera positivo del coronavirus cuando ya se encontraba en Malasia, donde sigue ingresada en el hospital en condición estable.

A raíz del positivo, Malasia y Tailandia anunciaron que no admitirán la entrada al país de pasajeros del Westerdam mientras varios países de origen de los pasajeros han puesto en marcha mecanismos para hacer el seguimiento de los repatriados.

Holland America Line defendió su decisión de iniciar la repatriación de pasajeros al asegurar que "tomó relevantes precauciones", incluidos exámenes médicos antes de llegar a Camboya y del desembarco, y reiteró que durante el viaje no se detectó ningún indicio del COVID-19.

El coronvirus SARS-CoV-2, causante de la neumonía COVID-19, ha dejando hasta ahora más de 2.000 muertos y 74.000 contagios en China, epicentro de la epidemia, así como más de 800 casos en casi una treintena de países como Japón, Corea del Sur, Tailandia, Estados Unidos, Francia y España, entre otros. EFE


Próximos Eventos

Más Noticias de esta sección

Publicidad