Evangelio según San Mateo 6,19-23.

Evangelio
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: No acumulen tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre los consumen, y los ladrones perforan las paredes y los roban.

Acumulen, en cambio, tesoros en el cielo, donde no hay polilla ni herrumbre que los consuma, ni ladrones que perforen y roben.

Allí donde esté tu tesoro, estará también tu corazón.

La lámpara del cuerpo es el ojo. Si el ojo está sano, todo el cuerpo estará iluminado.

Pero si el ojo está enfermo, todo el cuerpo estará en tinieblas. Si la luz que hay en ti se oscurece, ¡cuánta oscuridad habrá!

Reflexión: Dejemos que Jesús nos cure de la ceguera y que saque, de nuestra mente y nuestro corazón, aquellos apegos y metas insanas que nos distraen de lo realmente importante: ayudar a los hermanos necesitados y
construir el Reino de Dios en la tierra.

Más Noticias de esta sección

Publicidad