Evangelio según San Mateo 9,14-15

Evangelio
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Tuve hambre y me diste de comer


En aquel tiempo, se acercaron a Jesús los discípulos de Juan y le dijeron: "¿Por qué tus discípulos no ayunan, como lo hacemos nosotros y los fariseos?".

Jesús les respondió: "¿Acaso los amigos del esposo pueden estar tristes mientras el esposo está con ellos? Llegará el momento en que el esposo les será quitado, y entonces ayunarán.

Reflexión: Qué bueno sería que pudiéramos junto a nuestros compromisos personales de oración, ayuno, abstinencia y misericordia, hacer un listado de aquellas obras que no hemos hecho y que ahora en la Cuaresma resultan ser auténticas obras de caridad que nos ayudan a nuestra purificación y al beneficio de nuestro prójimo: visitar a alguien, socorrer a un necesitado, hacer oración por alguien, hacer una llamada de consuelo a alguien que sufre, en fin, cada uno de nosotros sabe qué podría hacer.




Más Noticias de esta sección

Publicidad