Evangelio según San Lucas 21, 1-4.

Evangelio
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Vio una viuda pobre que echaba dos monedillas


En aquel tiempo, levantando los ojos, Jesús vio a unos ricos que ponían sus ofrendas en el tesoro del Templo.

Vio también a una viuda de condición muy humilde, que ponía dos pequeñas monedas de cobre,

y dijo: "Les aseguro que esta pobre viuda ha dado más que nadie.

Porque todos los demás dieron como ofrenda algo de lo que les sobraba, pero ella, de su indigencia, dio todo lo que tenía para vivir."

Reflexión: Con el ejemplo de la ofrenda de una viuda pobre, el Evangelio acentúa que una entrega total solo es fruto de un amor incondicional, que no pretende el control o la manipulación del otro, sino la libertad plena. La viuda no desea comprar la bendición de Dios, pues sabe que el Señor ya la ama y su ofrenda es respuesta generosa de una bendición ya experimentada. Si Dios es nuestro centro, nos entregamos a Él, no para demostrar nada, sino porque es la respuesta inmediata de aquel que ha descubierto el amor y se ha dejado envolver por su fuerza.



Próximos Eventos

Más Noticias de esta sección

Publicidad