Evangelio según San Mateo 22,15-21.

Evangelio
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


En aquel tiempo, los fariseos se reunieron entonces para sorprender a Jesús en alguna de sus afirmaciones.

Y le enviaron a varios discípulos con unos herodianos, para decirle: "Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas con toda fidelidad el camino de Dios, sin tener en cuenta la condición de las personas, porque tú no te fijas en la categoría de nadie.

Dinos qué te parece: ¿Está permitido pagar el impuesto al César o no?".

Pero Jesús, conociendo su malicia, les dijo: "Hipócritas, ¿por qué me tienden una trampa?

Muéstrenme la moneda con que pagan el impuesto". Ellos le presentaron un denario.

Y él les preguntó: "¿De quién es esta figura y esta inscripción?".

Le respondieron: "Del César". Jesús les dijo: "Den al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios".

Reflexión: Cuando dejamos que el Cesar reemplace a Dios como motor de la vida, maltratamos al hermano, sobreexplotamos la creación y creamos un imperio de violencia y marginación. Recordemos: si buscamos primero el Reino de Dios y su justicia, lo demás se vive desde una dimensión sana y benéfica.



Próximos Eventos

Más Noticias de esta sección

Publicidad