Evangelio según San Mateo 13, 54-58

Evangelio
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


En aquel tiempo, Jesús fue a su ciudad y se puso a enseñar en su sinagoga, de tal manera que todos estaban maravillados. "¿De dónde le viene, decían, esta sabiduría y ese poder de hacer milagros?

¿No es este el hijo del carpintero? ¿Su madre no es la que llaman María? ¿Y no son hermanos suyos Santiago, José, Simón y Judas?
¿Y acaso no viven entre nosotros todas sus hermanas? ¿De dónde le vendrá todo esto?".
Y Jesús era para ellos un motivo de tropiezo. Entonces les dijo: "Un profeta es despreciado solamente en su pueblo y en su familia".
Y no hizo allí muchos milagros, a causa de la falta de fe de esa gente.
Reflexión: Gracias a esta actitud de conversar permanentemente con el Espíritu, es que Jesús logra hacer caso omiso a las dudas y provocaciones de sus paisanos, que son incapaces de reconocer la Presencia de Dios en él, y así enfoca sus esfuerzos en cumplir con la Voluntad del Padre, aunque esto genere dificultades. ¿Qué cosas nos pide el Señor discernir hoy?


Próximos Eventos

Más Noticias de esta sección

Publicidad