Evangelio según San Juan 21, 20-25.

Evangelio
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


En aquel tiempo, Pedro, volviéndose, vio que lo seguía el discípulo al que Jesús amaba, el mismo que durante la Cena se había reclinado sobre Jesús y le había preguntado: "Señor, ¿quién es el que te va a entregar?".

Cuando Pedro lo vio, preguntó a Jesús: "Señor, ¿y qué será de este?".

Jesús le respondió: "Si yo quiero que él quede hasta mi venida, ¿qué te importa? Tú sígueme".

Reflexión: Si en esto consiste el ser «discípulo amado de Jesús», si nosotros lo pretendemos... nos queda enorme, y nos podemos desanimar. Quizá Pedro se sentía «pequeño» a su lado, y se preguntaba cómo debía tratarle, qué pintaría en la nueva Comunidad de Jesús. Pues... «¿a ti qué?». Tú preocúpate de seguirme, apacienta a mis ovejas... y no te compares con nadie, ni pretendas controlar a otros que me siguen y me aman. Hay muchos modos de seguir al Maestro, pero la función de Pedro no será controlarnos... sino cuidarlos.


Próximos Eventos

Más Noticias de esta sección

Publicidad