Hurtan equipos audiovisuales en Institución Educativa

La rectora interpuso la denuncia en la Inspección de Policía de Barrancas. Foto ilustrativa.

La Guajira
Tamaño Letra
  • Font Size
De acuerdo  con la información aportada por la rectora de la institución, el hurto habría dejado un desfalco cercano a los 30 millones de pesos.

Indignada y triste se encuentra la rectora de la institución educativa Libia Mercedes Hernández Zárate porque en dos horas, los delincuentes acabaron con el esfuerzo y el trabajo de más de 10 años que venía haciendo para que la comunidad educativa tuviera herramientas para una mejor comprensión en las clases.
Los ladrones permanecieron unas dos horas dentro del plantel educativo, primeramente, amenazaron con un revólver al celador, quien veía tranquilamente televisión, le quitaron las llaves, lo amarraron de las manos y les exigieron que los llevara a la sala de informática y a la rectoría.
Eran cinco delincuentes con guantes, encapuchados y fuertemente armados. En la rectoría se encontraban 10 televisores que se habían quitado de los salones y guardado ahí porque se estaba en periodo de vacaciones y se quiso prevenir un robo.
"Estoy muy dolida, porque ha sido una gestión permanente que se ha conseguido una dotación, para que en un dos por tres aparezcan unos bandidos, se hayan llevado todo y además, destruido lo que ha ganado con amor", indicó Libia Hernández Zárate.
Los dueños de lo ajeno se apoderaron de: 10 televisores de 32 pulgadas, tres pantallas gigantes, dos Video Beam, seis grabadoras, tres computadores y el celular del celador y todas las llaves.
"Los delincuentes también llegaron a la sala de informática que tiene más de 50 computadores, pero esa sala la dejaron intacta, pareciera que buscaban equipos de alta gama. Todo lo robado y el daño causado está avaluado en unos 30 millones de pesos".
A la rectora se le informa del robo a eso de las 3:00 de la madrugada cuando el celador como pudo se zafó y llegó a una pequeña granja que tiene. De ahí, da la orden a uno de los trabajadores para que una de las manipuladoras de alimento de la Institución pudiese comunicarse con Hernández Zárate.

Más Noticias de esta sección

Publicidad