Mujer en estado de embarazo, fue asesinada en intento de robo

Atlántico
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Una tragedia ha golpeado a la ciudad de Barranquilla con el asesinato de una joven embarazada de 18 años, quien perdió la vida en un intento de robo ocurrido en el barrio Evaristo Sourdis, al sur de la ciudad.

Hasta el momento, las autoridades se encuentran en la búsqueda de pistas que revelen la identidad de los responsables de este acto violento.

La víctima, acompañada de su novio, salía de un restaurante cuando fueron interceptados por dos delincuentes armados que amenazaron con un arma de fuego. En el forcejeo que se desató durante el intento de robo, la joven recibió un disparo mortal en el pecho.

Wolfran Coronel, familiar de la víctima, relató el suceso: "Salió de comer con el novio y luego la interceptaron para robarla. El novio se opuso y en ese forcejeo se le soltó un tiro al arma y se lo pegaron en el pecho".

Lea también: Con 1600 policías contará el dispositivo de segurida para el partido de la Selección Colombia

A pesar de la intervención rápida de los servicios de emergencia, la joven fue trasladada al hospital del barrio La Manga, donde lamentablemente falleció mientras recibía asistencia médica. La Policía se encuentra investigando diversas hipótesis para esclarecer este crimen que ha conmocionado a la comunidad.

El coronel Dave Figueroa, comandante operativo de la Policía Metropolitana de Barranquilla, señaló: "La primera hipótesis establece que un sujeto se acerca a ella y a su pareja sentimental con arma de fuego y la lesiona, causándole primero heridas que finalmente la llevan a la muerte en un centro asistencial".

El alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, ha hablado de la urgente necesidad de reformas en el manejo de la seguridad en Colombia. A través de una propuesta de seguridad de seis puntos enviada al Congreso, al Ministerio de Defensa, Justicia, altas cortes y Consejo Superior de la Judicatura, Pumarejo busca poner la seguridad como el tema más prioritario a debatir en el Congreso de la República. "Los barranquilleros quieren caminar por las calles en paz, quieren sentir que pueden hablar por celular sin que alguien de manera violenta se los robe", declaró el alcalde.