¿Quién opera el transporte escolar en chalupas en corregimientos de la ladera del río en Plato?

Jaime Pérez

Política
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Por las malas condiciones de las vías de acceso a esos corregimientos los niños son transportados en chalupa hacia sus sedes educativas. El contrato no especifica la clase de transporte a utilizar, pero obliga al contratista a cubrir las rutas.

Los niños que viven en los corregimientos ubicados en la ladera del río Magdalena en jurisdicción del municipio de Plato, están viviendo un riesgo inminente con la prestación del servicio de transporte escolar para llegar a sus respectivas instituciones educativas.

Son alrededor de 50 niños de los centros poblados El Purgatorio, San Antonio Del Río, Los Pozos y El Carmen del Magdalena, quienes, a raíz de las malas condiciones de las vías, tienen que ser transportados en chalupas por el río Magdalena para asistir a clases en sus respectivos colegios, a riesgo de sufrir un accidente que ni Dios lo quiera puede ocasionar una tragedia.

Le puede interesar:  El Dauphiné entra en la montaña pendiente de la montonera que afectó a medio pelotón

Para cumplir con el servicio de transporte escolar el alcalde Armando Campuzano suscribió el 15 de marzo pasado un contrato con el Consorcio transporte Escolar Plato 2024, representado legalmente por Jaime Carlos Pérez Barrios, por la suma de 1.217 millones 515.871 pesos para cumplir en 150 días calendario con el siguiente objeto contractual: “Prestación del servicio transporte público especial, modalidad escolar por rutas a la población estudiantil de las diferentes instituciones educativas oficiales del municipio de Plato departamento del Magdalena, vigencia 2024”.


Tipo de embarcaciones utilizadas para el transporte de niños para el colegio en los centros poblados de la ladera del río Magdalena en jurisdicción de Plato, a través del principal afluente del país, a riesgo de una tragedia.
Tipo de embarcaciones utilizadas para el transporte de niños para el colegio en los centros poblados de la ladera del río Magdalena en jurisdicción de Plato, a través del principal afluente del país, a riesgo de una tragedia.



Pero ese contrato no especifica el tipo de vehículos a utilizar, pero si compromete al contratista a garantizar la calidad del servicio y contar con el personal idóneo al igual que con las documentaciones de ley.

La información que sobre el particular trascendió es que, en el caso particular de los centros poblados antes mencionados, los niños están siendo transportados a sus colegios en chalupas por el río Magdalena desafiando el peligro que representa las fuertes corrientes del principal afluente del país, que por esta época ha ido aumentando su caudal producto de las lluvias que azotan al interior del país y a la región Caribe.

Le puede interesar:  Se acerca la definición de los cupos de tenis en París

 Lo realmente grave de esas denuncias es que, según la Inspección Fluvial de Calamar, con jurisdicción en Plato, las embarcaciones que están siendo utilizadas para el transporte de los menores no cuentan con permiso de navegación, carecen de licencia expedida por el Ministerio de Transporte, no cuentan con extintor, los chalecos salvavidas están en mal estado y en la mayoría de los casos los capitanes tampoco poseen licencia de conducción para este tipo de embarcaciones.

La inspección fluvial anunció que oficiará a la alcaldía municipal y al contratista con copia a la Procuraduría a efecto que se adopten los correctivos a que haya lugar ante el riesgo de una eventual tragedia.




Más Noticias de esta sección

Publicidad