Neurociencia en las Mipymes

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Javier Lastra Fuscaldo

Javier Lastra Fuscaldo

Columna: Opinión

e-mail: javierlastra6@hotmail.com

Twitter: @JLastraFuscaldo


¿Por qué, según Confecámaras, fracasa el 70% de los emprendimientos en Colombia dentro de los primeros cinco años? Según la firma consultora IARA Consulting Group, el error de las compañías es que no conocen los factores que determinan su desempeño. Sin embargo, la ciencia ha venido demostrando que no es suficiente el coeficiente intelectual de los líderes sino el aspecto emocional, ser capaces de adaptarse rápidamente a los cambios, ser creativos y manejar la incertidumbre.

Las organizaciones empresariales se enfrentan a desafíos cada vez más exigentes donde los cambios repentinos en los entornos global, sectorial y local plantean retos que les obliga a modificar sus estrategias, incluso sus objetivos, para sobrevivir en plena Revolución Industrial 4.0.

Desde la década del noventa, pero sobre todo a comienzos del siglo XXI, los descubrimientos de la neurociencia en el mecanismo del cerebro, ha crecido de forma exponencial. Las nuevas técnicas de escaneo cerebral, ahora permite conocer con precisión las respuestas que generan determinados estímulos y con base en ello utilizar esos avances en los individuos de las organizaciones para mejorar la toma de decisiones y su desempeño.

Si bien no es nuevo que la ciencia se ha puesto al servicio de la industria, pues en las áreas del mercadeo, por ejemplo, se había descubierto científicamente que es más efectivo llegar al cliente y obtener más respuestas a través de las emociones y los sentidos (neuromarketing), ahora en lo concerniente a la gestión empresarial, ha cobrado fuerza el hecho de generar condiciones para entrenamiento del cerebro de los líderes para mejorar su autoestima y autocontrol. De allí, conceptos como neuromanagement, neuroliderazgo, neuroplasticidad, se vienen aplicando en las grandes empresas del mundo.

Se ha ido tomando conciencia, aunque parezca obvio, de que los líderes empresariales deben tener la capacidad emocional para enfrentar y resolver problemas, conducir equipos de trabajo, gestionar riesgos y adaptarse a los cambios y por esa razón invierten recursos importantes en el entrenamiento del talento humano de su organización para darle herramientas a sus directivos y equipos de trabajo basados en la neurociencia.

Ante la crisis generada por la pandemia el gobierno se ha enfocado a ofrecer ayudas económicas a las empresas, sin duda un paso valioso para reactivar la economía, no obstante, debería existir políticas públicas que propendan por implementar planes de entrenamiento a empresarios de micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) en el uso de herramientas en el campo de la neurociencia para hacerlos competitivos en momentos de crisis y derribar la barrera que impida el acceso a los grandes descubrimientos científicos como si estos estuvieran reservados solo a las empresas de Jeff Bezos, Elon Musk o Bill Gates.

Según cifras del Dane las Mipymes representan más del 90% del sector productivo nacional, generan el 35% del PIB y el 80% del empleo en Colombia y ello sumado al devastador porcentaje de empresas que fracasan en el intento, crea un escenario propicio para que el gobierno nacional se disponga a implementar una línea de apoyo económico para el entrenamiento de empresarios de las Mipymes en neuromanagement.

Implementar estas políticas podría ser posible con la participación del SENA, alianzas con las cámaras de comercio del país o empresas privadas interesadas en participar. Generaría un gran impacto para las Mipymes colombianas y evitaría que muchos emprendimientos nazcan muertos o las crisis los desaparezcan por no saber enfrentarlas. Valdría la pena intentarlo, son muchos los empleos que se requieren para mitigar las preocupantes pobreza y desigualdad en nuestro país.


Más Noticias de esta sección

Publicidad