Consumo de bienes y servicios

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Wilfrido De la Hoz

Wilfrido De la Hoz

Columna: Opinión

e-mail: wilfridodelahoz@gmail.com



Los colombianos hemos vivido la experiencia de una encrucijada en el alma, experimentada por parte de las autoridades nacionales y regionales, para atender diligentemente a los ciudadanos y a la vez gestionar responsablemente la economía de la nación.

Cada dirigente le ha tocado ingeniárselas para tomar las medidas, que dentro de las facultades constitucionales y legales que les son permitidas, mejor se adapten a las distintas circunstancias que les ha tocado.
A raíz de esa disyuntiva ha habido mucha controversia entre expertos asesores y hasta entre científicos acerca de dos temas fundamentales que han dado origen a tales opiniones contrapuestas. Una de ellas es que la vida se respeta, que no se puede construir una sociedad democrática, libre, justa y pacífica si no se defienden y respetan los derechos de todos los seres humanos, y la otra es que el bolsillo vacío hace que nazca en la población un sentimiento de descontento visceral. He ahí el problema.

Mientras tanto yo les voy a contar lo siguiente: Cuando se abre el comercio de un sector de la economía, lo que se permite es que los productores o importadores, de los productos adquiridos por los compradores tengan la opción de volver a fabricar o importar más productos y por lo tanto utilizar materias primas, procesos de importación y lo más importante utilización de mano de obra o empleos capacitados para cada uno de los roles participantes.

Consumo es la acción de utilizar y/o gastar un producto, un bien o un servicio para atender necesidades humanas tanto primarias como secundarias. En economía, se considera el consumo como la fase final del proceso productivo, en cuanto que el bien consumido es capaz de servir de utilidad al consumidor.

El consumo, por tanto, comprende las adquisiciones de bienes y servicios por parte de cualquier sujeto económico tanto del sector privado como de las administraciones públicas. Significa satisfacer las necesidades insatisfechas o por satisfacer y se le considera el último proceso económico. Constituye una actividad de tipo circular en cuanto que el ser humano produce para poder consumir y a su vez el consumo genera producción.

En el sistema capitalista actual el consumo representa una actividad cíclica, puesto que el hombre produce para consumir, y ese consumo genera más producción. Los ciudadanos buscan con el consumo satisfacer las necesidades inmediatas y también las necesidades que están por venir en un tiempo futuro.

En definitiva lo que se comprende como consumo es la adquisición de bienes y servicios por un sujeto económico; éste puede ser una persona en particular, una organización, empresa o cualquier agente que tenga la capacidad de interrelacionarse en el mercado.

El consumo, además, es uno de los principales indicadores para medir el Producto Interno Bruto (PIB) de un país; pues, sabemos que el PIB representa una magnitud macroeconómica que expresa el valor monetario de la producción de bienes y servicios de demanda final.


Más Noticias de esta sección

Publicidad