Desastroso gobierno en todos los ámbitos

Editorial
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Ya los colombianos, aún los mismos petristas no fanáticos, han llegado a la conclusión de que el peor gobierno en la historia de Colombia ha sido el del actual gobernante,  Gustavo Petro; sobre todo, porqué se trata de una dictadura comunista que la mayoría de la gente no marxista no tenía ni idea, ni conocimiento directo del ejercicio de un mandato de tal naturaleza.

Todo Estado bajo ese régimen tiene los mismos patrones y guías. En los países europeos tenemos el caso de Rusia; en Asia, China y Corea del Norte y en América, Cuba, Nicaragua, Venezuela y ahora Colombia; estos sátrapas al frente de estos países no respetan la carta magna, ni las instituciones, ni la ley.

Todo queda sometido a la voluntad del déspota de turno; ellos deciden e intervienen en todo; no hay empresa ni propiedad privada, la justicia está bajo su control; siguen estrictamente las directrices leninistas: “de que hay que mentir y engañar, disimular y tergiversar aprovechando los errores y la debilidad de los gobiernos”.

Petro quiso tomarse por la fuerza el poder en la administración del ex presidente Duque; tenía la certeza de lograr ese objetivo y para ello se sirvieron de los grupos subversivos Farc y  Eln. Gracias a la actuación valerosa del Ejército, se conjuraron esas manifestaciones revoltosas; pero,  fraudulentamente llegó a la presidencia para acabar y destruir todo con el fin de alcanzar la pobreza, ya que  eso es lo único que ofrecen los marxistas.

No ha habido en el orbe ningún gobierno comunista que haya proporcionado bienestar a sus pueblos, sino por el contrario aquellos que han sido prósperos, pasan a ser miserables dado que ese es su propósito; al lograr la pauperización les toca conformarse a esas naciones con la mogolla diaria que les ofrece estos sistemas tiránicos.

Observamos con nuestro primer mandatario el cumplimiento de los lineamientos del grupo de Sao Paulo y el grupo de Puebla; primero, el manejo electoral esto es el fraude con miras a obtener la mayoría en la votación.

Establecer las reformas en la salud, pensiones y en lo laboral por las buenas o por las malas. Si no se aprueba en el Senado la reforma a la salud, de todos modos, va a destruir las Eps como en efecto lo está logrando, creando un caos en la salud y por lo tanto no habrá medicamentos y el deterioro se está notando. Estamos pasando de ser un sistema de salud ejemplo en el mundo, a otro semejante a Cuba y Venezuela.

En cuanto a las pensiones, con el proyecto a consideración del congreso como en Argentina disponen de los ahorros de los pensionados; así finiquitaron con todo el andamiaje pensional entre los argentinos. Lo más grave frente al futuro inmediato es el proceso de paz en el cual se les da a los grupos subversivos lo que ellos pretenden para que se constituyan en los que apoyen al presidente en todas sus reformas. Ya el Eln manifestó abiertamente que acompaña al jefe de Estado en la presión a la Corte suprema de Justicia, para que elija a la mayor brevedad a la Fiscal de bolsillo.

Las Farc igualmente ha declarado que está dispuesta a acompañar al presidente en sus reformas y en la elección de la Fiscal, cualquiera que ella sea. El presidente se quedó solo con los facinerosos, que equivalen a las milicias bolivarianas  y es lo normal en estos gobiernos bolcheviques radicales.

Se suman las guardias campesinas entrenadas y armadas por las Farc. Estamos ad-portas de una guerra civil propiciada por el jefe del ejecutivo; evidentemente hay un rechazo generalizado de sus compatriotas frente a los abusos, desgobierno, corrupción, ineptitud e incumplimiento de todas sus promesas.

La marcha del 6 de marzo de la oposición será multitudinaria, como aquella contra las Farc en la época del ex presidente Uribe. Colombia entera se pronunciará abierta y públicamente en contra del presidente Petro y obviamente se acrecentará el grito “de fuera Petro” que se oye en todos los escenarios grandes y pequeños. Él mismo se encargó de aplicarse el harakiri por sus salidas en falso; sus mentiras; su falta de sindéresis y sus imprudentes e insensatos discursos.

El pueblo no aguanta más, el costo de vida que subió en forma alarmante y lo dice la prestigiosa revista “The Economist”,  que Colombia es un Estado con democracia defectuosa.

Estamos decreciendo en forma tal de que escasamente en el 2023 el PIB fue del 0.6% y con Duque tuvimos un PIB del 10.6% de los más altos del mundo.

Como lo hemos expresado innumerables veces, se está imitando con creces el modelo chavista y castrista cuyo consejo es tomarse la fiscalía para consolidar la dictadura acabando con la democracia y la oposición.



Más Noticias de esta sección